Hong Kong Blood Opera: camino al Ruido Fest

Un regreso triunfal
Por: 
Vicente Jáuregui @vicentjauregui
Foto: Archivo del artista. Jun 30, 2016

En 2009, The Guardian UK escribió lo siguiente: "Imagínense a Phil Anselmo de Pantera en un jamming con LCD SoundSystem o Steve Albini y Paul Epworth discutiendo quién producirá el nuevo álbum de los Hives". Con apenas 3 años de existencia, la música de Hong Kong Blood Opera había llegado hasta los oídos de importantes medios internacionales y este es sólo un ejemplo de cómo los reseñaban fuera de México. Desgraciadamente, nadie es profeta en su tierra y pese a ser una de las propuestas más interesantes de la escena independiente de aquellos años, la adversidad de las circunstancias llevaron a la disolucion del grupo. Afortunadamente, el destino se encargo de juntarlos de nuevo y sin proponérselo, este grupo originario de Hermosillo, Sonora, regresó con toda la energía y en plenitud de ideas para concretar un nuevo disco de 19 canciones. Platicamos con Punket sobre el pasado, presente y futuro de este grupo que combina sonoridades de industrial con hardcore, electro, metal bajo una estética gore que en vivo se traduce en pura dinamita.

 


 

HKBO tiene un sonido muy definido y reconocible. ¿Cómo llegaron a este ADN sonoro que combina la estética del cine gore con el harcore y el metal?

La banda surge en un barrio de Hermosillo, Sonora. Sebastián, Memo y "El Oso" eran vecinos prácticamente. Vivían a una casa de distancia. Hermosillo es súper chiquito y todo mundo se conoce. Ellos comenzaron a hacer demos juntos. Más tarde los conocí y me invitaron el proyecto, así fue tomando forma poco a poco. Al principio el sonido era más post punk, poco a poco se fue haciendo más hardcore. Sebastián es un clavado del cine gore, él simpre nos ha compartido pelis que después vemos y nos gustan. ÉL viene de una familia que está muy metida en el cine y está chido que eso forme parte de la banda. Te estoy hablando de finales de los noventas, casi llegando al año 2000. En ese punto nos dimos cuenta que queremos dedicarnos a esto. Después de varios cambios de alineación, finalmente nace Honk Kong Blood Opera. Básicamente iniciamos Sebastián, "El oso", Memo y yo. Después ganamos un concurso que nos llevó a vivir al D.F. En ese momento no sabíamos nada, estamos bien morros, nunca habíamos venido a la Ciudad de México. Fue llegar de un pueblito a la ciudad donde pasa todo, dónde están todos los medios y todo se te echan encima. Al principio decíamos que sí a todo no sabíamos mucho.

 

Al principio la banda sonaba más dance, metían cosas de electro, sobre todo en el EP que grabaron con Noiselab.

Cuando grabamos el primer disco, The Critical Paparazzi EP, no sabíamos bien qué sonido queríamos. Teníamos que cumplir ciertas cosas del contrato del concurso,  querían amoldar a la banda: "no griten tanto, escuchan estos DJ's" nos deían (risas). Después nos cayó el 20 y decidimos salirnos de esa disquera para hacer bien lo nuestro. El concurso fue un estigma, pero a la vez, sin eso no hubiéramos llegado tan rápido a tener cierto reconocimiento. De entrada nos pusieron a hacer una gira por todo México, visitamos las capitales más importantes del país, algo que nos hubiera tomado años hacer nosotros. Nos patrocinaron todo y estamos bien agradecidos por eso, nos trataron muy bien. Pero realmente no sabíamos qué queríamos para la banda. Fue hasta el segundo disco que nos empezamos a definir más.

 

Ya en el LP se percibe una estética más visceral, ¿con quién grabaron ese segundo álbum?

El Not For The Faint Of The Heart, lo grabamos en 2009 con Roy Cañedo de Thermo en Guadalajara. Salió en 2010 y ya tenía un concepto más claro. Nos hicimos más vicerales, el proceso de hacernos más ruidosos fue complejo y gradual. En cuanto más radical era el sonido más complicado era encontrar bandas para alternado con nosotros, para hacer un tour. En ese entonces no compartíamos la misma ideología con todas las bandas, hasta que conocimos a los Descartes a Kant y Vicente Gayo, con ellos era tocábamos mucho porque compartíamos la misma visión.

 

Leí una entrevista donde ustedes delcaran que cantar el inglés les ha ocasionado muchas opiniones adversas, ¿por parte de quién surge esta crítica, fans o medios?

La industria de la música ha cambiado mucho, hay mucho malinchismo, sobre todo para bandas como nosotros que cantamos en inglés, siempre nos cuestionan que por qué lo hacemos si somos mexicanos. Ni siquiera es algo que pensemos mil veces, para nosotros es natural cantar en inglés, es la música que realmente nos gusta. Hay bandas suecas, alemanas y francesas que cantan en inglés y nadie  les dice nada cuandovienen a tocar a México. Sebastián es muy bueno para hacer letras en inglés, aunque es muy gritón y de repente no se entiende. Nosotros vemos la voz como un instrumento más, una cuerda vocal que hace sonidos.

Muchos fans nos cuestionan, también en las entrevistas los medios siempre nos atacan. Nosotros creemos que el tipo de música que hacemos suena mucho mejor en inglés. Sí hemos intentado en español algunas veces, pero la verdad no suena bien.

 

¿De alguna forma cantar en inglés les ha abierto el mercado anglo y europeo?

Este año nosotros cumplimos 10 años, fue nuestro aniversario y después de todo este tiempo, podemos decir que nos va mucho mejor cuando vamos al extranjero, la respuesta es mejor, la gente se nos acerca y son bien certeros para definir nuestras influencias. acá en México la gente nos decía que si éramos como los Dynamites (risas). En el gabacho nos comparan con bandas como Refuse, Atari Teenage Riot, bandas californianas, cosas que realmente nos gustan y con las que nos gustaría compartir escenario. Nos han invitado muchas veces a festivales fuera del país para compartir escenario con bandas que nos gustan, en Euroa el público tiene mucho bagaje musical, puedes platicar con la gente de las mismas bandas. A nosotros ya nos cayó el 20 que está muy difícil vivir de la música. Quizá si vivieramos en el extranjero nos iría mejor.

 

¿Nunca han pensado en vivir en otro país?

Si lo pensamos, pero con el tiempo se complicaron las cosas cada quien comenzó a ser su vida y ya es muy complicado por los trabajos la familia Sebastián acaba de tener una hija ahorita la estrategia que tenemos para regresar regresar.

 

Recién se juntaron de nuevo y ya casi sale un nuevo disco, ¿cómo lograron aterrizar sus ideas tan rápido?

Somos una banda espontanea, hacemos las cosas rápido, siempre estamos sacando canciones nuevas, todo el tiempo componemos. a nosotros nos falta tiempo y dinero para grabar más discos. Ahora vamos a sacar un nuevo disco, Bruce Willis Experience, igual lo hicimos de manera espontánea, pero hubo más tiempo para hacer la producción con Memo y Roy. Queremos llevarlo a Chicago ya físico. Lo grabamos en febrero, sólo falta masterizar y hacer la maquila. Son 19 tracks y es un disco más extremista: lo que está más pesado está más extremo, lo pop s más bailable y electro. Nos fuimos a los dos extremos.

 

¿Cómo se dio el regreso?

Cuando regresó la banda todo fue muy infortuito. Yo ya no me veía lo más mínimo tocando con Hong Kong, pensaba que quizá en 10 años. Ya cada quien tenía su vida sus otros proyectos nadie pensábamos en regresar. Memo estaba más clavado ya con Descartes a Kant, "El oso" se regresó a Hermosillo a terminar su carrera. Un día me habló Neto para decirme que le habían dado una chamba en el DF y que se regresaría. Él tocaba con nosotros ala batería al principio, antes que Leo. Estuvo un año y medio con nosotros y después regresó a Hermosillo. Cuando me habló para regresar me dijo que si nos juntábamos para tocar algo. Después Sebastián empezó a hangear con nosotros y un día dijimos "vamos hacer una banda que no sea HKBO". Sebastián tocaba la guitarra, yo el bajo, Neto en la batería, pero nos juntábamos sin pensar en un regreso de HKBO.

 

¿A qué sonaban?

Era algo en la misma línea industrial, metalera, agresiva, pero se trataba de otro proyecto. En día "El oso" nos escribe para decir que se regresaba a México. Comenzó a caerle a los ensayos y derrepente dijimos; "somos los mismos de Hong Kong, sería estúpido cambiarnos de nombre". No fue nada planeado y de hecho al principio y nos aferramos a que no fuera.

 

¿Retomaron las canciones de ese banda para hacer el disco de HKBO?

Sí, juntamos las canciones de ese proyecto, además de canciones que nunca grabamos antes. Teníamos mucho material, más de 20 canciones, pero tampoco teníamos dinero para grabar tanto. Personalmente, siento que superamos el trabajo anterior en cuanto a sonido, grabamos con mucho mejor equipo, hubo más tiempo para pre producir y producir.

 

Ya estamos bien desesperado para que salga el día, Siento que ese disco a marcar algo trae mucho coraje muchas cosas que no pasan en México, Hay bandas muy buenas a las que nadie pela, no hay apoyo. Hay bandas mexicanas que le echan muchas ganas y no pasa nada con ellos, hacen música muy adelantada y por lo mismo la gente no lo entiende y se quedan con el refrito lo mismo de siempre, eso da mucho coraje  y está reflejado en este nuevo disco. Tiene mucho humor negro, está más escandaloso.

 

¿Van a tocar este material en el Ruido Fest en Chicago, qué viene para ustedes?

Sí, además de que queremos llevarlo físico. Ahorita ya tenemos un equipo de trabajo más grande, más sólido, vamos a hacer Chicago, a tocar en el Ruido Fest, además vamos ahacer una gira por Estados Unidos, también vamos por primera vez a Sudamérica, a ver qué pasa por allá.

 

 

 

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top