Calor mortal al comienzo del verano

Estos días las autoridades han activado la alerta por calor en todas partes del mundo
Calor mortal al comienzo del verano
Por: 
Javier Salas | elpais.com
Foto: Archivo Jul 23, 2016

Estos días las autoridades han activado la alerta por calor en todas partes del mundo y sabemos que será un verano más caluroso, lo que debería preocupar doblemente desde el punto de vista de la salud pública.

Porque según un estudio que acaba de publicarse, los extremos de calor generan más riesgo de mortalidad entre la población al comienzo del verano que al final. Un dato que podría animar a que las campañas de prevención se adelanten o se centren en las primeras fechas de esta temporada.

"Los resultados proporcionan una sólida prueba de que el riesgo se reduce a lo largo de la estación", señalan los investigadores. El estudio, liderado por investigadores de la prestigiosa Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, ha analizado estos factores en 305 ciudades de nueve países.

"En todos los países estudiados se muestra una mayor exceso de mortalidad debido al calor en las primeras semanas de verano", señala Aurelio Tobías, investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC) y uno de los autores del trabajo.

Las conclusiones, que se publican en la revista científica American Journal of Epidemiology, podrían deberse a muchos factores, como la progresiva aclimatación de las personas al calor intenso, una capacidad que ya se ha observado en muchos estudios. A lo que habría que sumar comportamientos que ayudan a adaptarse al calor, como cambiar de rutina o usar aparatos de refrigeración.

Los investigadores creen que la puesta en marcha de campañas y recursos para combatir el calor también podría explicar que en la segunda mitad del verano el riesgo se reduzca notablemente. Y el efecto cosecha, un término usado en el campo de la epidemiología para expresar que llegado el final de verano el riesgo asociado al calor ya habría afectado a buena parte de la población vulnerable.

"En el estudio se observa de manera consistente que el efecto del calor extremo en la primera parte del verano tiene una mayor duración, de cuatro a ocho días, que en la segunda parte, en torno a los dos días", añade Tobías.

Los resultados de este estudio, de los primeros en analizar este factor en distintas fases del verano a escala internacional, coinciden con otros previos. Otros realizados en 15 ciudades europeas, en Corea del Sur y en 148 ciudades de EEUU llegaron a parecidas conclusiones: el riesgo de muerte por exceso de calor es mayor en las primeras fechas del verano.

Este trabajo podría ser de utilidad en la preparación de campañas y programas de prevención de olas de calor y sus efectos en personas vulnerables como ancianos. "Puede servir para activar estas campañas con antelación, para concentrar los recursos en las primeras fechas del verano, que es cuando el riesgo es más elevado", sugiere Tobías.

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top