La Tocada Fest 2017

Autoría

Por: 
La Banda Elástica
Fotos: María Madrigal & Julia Salazar Nov 28, 2017

Haciendo piruetas entre la nostalgia y la innovación, La Tocada Fest presenta a bandas y artistas importantes, que han estado fuera de circulación por un buen rato, a la par de actos jóvenes o no tan “vintage”, ofreciendo a las nuevas generaciones, la oportunidad de disfrutar y ser testigos presenciales, de la historia viva, del rock / pop latino, adelantándose al trend que han popularizado Coachella y otros festivales anglos en años recientes.

Este año, La Tocada casi repitió el cartel que presentó en 2014, una edición que batió records de asistencia, buscando claramente convocar a la banda urbana, ska y metalera de Los Angeles y anexas, que tiene pocas oportunidades de escuchar a sus bandas favoritas, en lugares adecuados.

A pesar del tráfico post-guajolotero (léase Thanksgiving), grupos de jóvenes -y no tan jóvenes-, parejas y familias rockeras, con el característico look de pelos parados, metaleros cargando a sus hijos en los hombros, llegaban temprano para disfrutar de una jornada larga e intensa, en el Centro de Convenciones de Anaheim.

Mago de Oz fueron los encargados de dar por inaugurada la noche con su característico sonido de folk-céltico dejando un muy buen sabor de oídos. El set de los españoles fue tan breve, como contundente. Lástima que muchos de sus fans, todavía estaban afuera, haciendo cola para entrar.

Después, sus paisanos Ángeles del Infierno desataron una ráfaga de clásicos: “Con las botas puestas", "Maldito sea tu nombre", "Sombras en la oscuridad", "Rocker", "666" y no podía faltar el temazo "Al otro lado del silencio". Estos tíos siguen pulverizando los oídos con su habitual furia metalera, pero hasta ahí... atrapados en una infinita cápsula del tiempo.

Molotov nos trajo de vuelta al siglo 21 sacudiendo el escenario con temas que ya son himnos generacionales, para urbanos, fresas, metaleros y poperos por igual: La gente gritaba y brincaba con "Puto”, luego cantaron con el cuarteto a todo pulmón “Gimme the Power" y “Frijolero", entre risas y mentadas de madre. Qué decir de Molotov? Una banda que se ha ganado a pulso el reconocimiento de la gente, gracias a su humor negro y punzante, satirizando la realidad de corrupción y abuso de poder que -tristemente-, no solamente aqueja a su país.

Panteón Rococó -agrupación con 20 años de trayectoria, se ha consolidado como una de las más importantes exponentes del ska en México y en Latinoamérica-, continuó con la temática de mensaje social, envuelto en explosiva música de baile. Temas como "Compañeros musicales", "La carencia", "Estrella roja", "Arréglame el alma" hicieron las delicias de sus miles de seguidores, que bajo el influjo de la vibra panteonera, bailaron, cantaron y practicaron el slam como ritual y tributo, dejando lista la mesa para los malditos pachucotes.

La Maldita Vecindad ha sido un estandarte de las causas justas y sus 30 años en ese camino, la respalda. Más que sentir alguna responsabilidad sobre ser ejemplo y portavoces de lucha por los derechos civiles, el grupo se siente completamente identificado con su México, con la realidad que vivieron ayer y la que hoy tienen presente.

Entre rola y rola, Roco (el carismático vocalista de la banda), recalcó la importancia de conocer y apoyar la resistencia de los pueblos indígenas en todo el continente, informarnos sobre la comida basura que las corporaciones insisten en hacernos consumir, la lucha por la defensa del maíz, contra los transgénicos y cómo la educación es la única salida para enfrentar la violencia y la corrupción, pero sin olvidar nunca, el baile y la convivencia.

“Nosotros no quisimos quedarnos en el gueto del rock mexicano, nos gusta Pérez Prado, Tin Tán, Daniel Santos, la Sonora Dinamita y soñábamos en hacer música que se bailara en las fiestas y en los quince años, en todos lados y que la gente la sintiera suya y eso es lo que pasó con Maldita”, apuntó Roco. Por eso, lo mismo cantan las mañanitas que le entran a temas polémicos. Sin duda, la presentación de los Malditos, fue lo más destacado de la noche.

Alex Lora - el decano del rock mexicano- y su banda, El Tri, clausuraron esta celebración de música, comunidad, familia, baile y grandes cantidades de alcohol.

Con la mayoría de las bandas expresando mensajes críticos -pero lógicos y reflexivos-, contra los gobiernos en turno y la realidad de ser Latinoamericano en la tierra del Tío Sam, La Tocada Fest 2017 acabó siendo -involuntariamente-, un statement a favor de la libertad, la identidad y la resistencia, a través de la música, el baile y el libre acceso a la información.


Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top
La Tocada Fest 2017 | La Banda Elastica

Error

El sitio web encontró un error inesperado. Vuelva a intentarlo más tarde.