< / < >

Zahara: “Mis canciones favoritas tienen un gran riff de guitarra”

La cantante española acaba de lanzar su nuevo disco, “Santa”, inspirado en el Nuevo Testamento.
Zahara: Indie Pop Español
Por: 
Víctor Núñez Jaime | elpais.com
Foto: Marina Kaysen Abr 29, 2015

La voz de Zahara (España, 1983) acaricia los oídos con la intención de sacudir tu alma. Esta chica de huesos finos aferrados a una guitarra, canta con devoción y, al primer descuido, te atrapa.

Compuso su primera canción a los 12 años, estudió música y, de repente, se vio compartiendo escenario con Joaquín Sabina, Javier Krahe o Miguel Ríos.

Encabezó la banda sonora de Tengo ganas de ti, poniéndole el toque romántico al triángulo amoroso formado por María Valverde, Clara Lago y Mario Casas. Acaba de lanzar su tercer disco, Santa (“un disco muy guitarrero, pero también abundan las canciones basadas en sintes, a veces ochenteros, que dan un toque realmente mágico. Seguramente mis canciones favoritas son las que están detrás de un gran riff de guitarra… y en este disco hay varios. Varios riffs con ovarios”, dice el músico Pancho Varona).

Es el primero de su propia discográfica, después de abandonar Universal. “La cosa no acabó bien. Ellos creían que yo era otra cosa y yo esperé demasiado tiempo esperando a que se dieran cuenta de que lo realmente soy. Pero no. Quedé muy desilusionada del mundo discográfico establecido y el segundo disco lo saqué con una discográfica pequeñita de Barcelona. Pero para este tercer disco decidí montar mi propia discográfica. Para mostrar lo que realmente soy y lo que quiero hacer”, dice sentada en la orilla de una cama de sábanas blancas, frente a una ventana que deja entrar el sol de la tarde en un hotel del centro de Madrid.

¿Y quién eres y qué es lo que quieres?

Soy bastante lo que hay en este disco. Soy una chica que hace canciones, que quiere cuidar todo lo que hace. Este disco tiene un diseño que, seguramente, una gran discográfica no me lo hubiera permitido. Pero lo hice porque creo que es importante recuperar el valor del disco. Es un CD, pero tal vez más adelante haga un vinilo. Porque permite soñar la música de otra manera.

¿Qué tal la experiencia de montar tu propia empresa?

Ha sido complicado. Por lo administrativo y lo burocrático. Hay muchas reuniones en las que no se habla de música, sino de cómo hacer y cómo vender. Llega el momento en que uno mismo se ve como un producto. Pero es algo necesario. He sido muy afortunada, porque estoy rodeada de un gran equipo que se ha implicado mucho en la realización de este disco. Hemos trabajado con total libertad, como no lo habríamos podido hacer en una discográfica grande. He creído en ellos y les he dado mucha libertad. Desde el productor al diseñador… A todo el equipo. Hemos hecho 5,000 unidades, que es un poco más de lo que vendí de los anteriores. A ver si lo vendo!! Igual llego a vieja y no. Y los sigo vendiendo en un mercadillo: ¡esta era yo!

¿Y para hacerlo, te inspiraste en Santa Teresa o se te apareció la Virgen?

No, ahora no leo a Santa Teresa. Cuando era más joven sí leía mucho. Bueno, ahora tengo 31, digo cuando era adolescente. Tenía una relación más estrecha con la religión y con los textos religiosos. Gracias a mi abuela, sobre todo.

¿Cómo surgieron entonces las canciones de Santa?

Pues las imágenes religiosas me vinieron de forma natural. Por la educación que hay en España. Porque aquí tenemos muchas expresiones ligadas a la religión. Por ejemplo, una de las primeras canciones, Hágase tu voluntad, es la historia de un hombre bueno que hacía cosas que a mí me parecían milagros. Pero tenía una mujer obsesionada con él y él nunca era capaz de decirle que no la quería, para no hacerle daño. Pero yo pienso que justo lo que necesitaba es que le haga daño, para que luego ella se olvide de él y pueda iniciar su vida con otra persona. Dije: es como Jesucristo. Hace milagros, pero no es capaz de hacer uno fundamental: dejar a esa mujer. Inmaculada decepción es más como un salmo.

Me están dando ganas de sacar un rosario…

He vuelto a leer el Nuevo Testamento para inspirarme. Mis amigos se reían mucho, pero yo les decía que estaba haciendo un trabajo de investigación para mi nuevo disco!

Los títulos de sus canciones agradarían a cualquier párroco. Pero el contenido… no sé.

Es verdad: el contenido es muy diferente. Hay canciones que son como películas cantadas y utilizo metáforas. Hay otras canciones, como El deshielo y El frío, que van unidas. Una habla del inicio de una relación, después de haber estado apartado de todo, como si te hubieses quedado gélido, y de pronto aparece alguien que te descongela y te hace creer otra vez en el amor. Y El frío se refiere a cuando una relación se estanca. O sea: que hay lugar para muchas cosas, no sólo para alusiones religiosas.

Además de tu equipo, ¿quién fue la primera persona que escuchó el repertorio de Santa?

A ver… La primera persona a la que le puse el disco, que no tiene que ver con el equipo…. ¡Pancho Varona! Tenía un poco de miedo, la verdad. Como él y yo hablamos mucho… A él le gusta mucho la música que yo hago. Pero le gusta mucho la voz alta, y este… pues no. Así que dije: igual no le gusta nada. Pero le gustó un montón. Y se reía mucho. Y hay más gente que se ha quedado sorprendida.

Tu familia estará contenta, ¿no?

Mis dos abuelas ya no viven. Una tocaba el piano y otra cantaba copla. Me habría encantado que hubiesen escuchado este disco. Pero mi abuelo… él tiene tanta devoción. Él está encantado con que yo me dedique a lo que más me gusta. Él, que trabajado tanto, dice que el trabajo es lo mejor que puede encontrar. Pero es verdad que a él le gusta que le cante Ojos Verdes y Cocinero, cocinero. Me hago del rogar muchísimo. Tiene que ponerse cabezón y decirme “¡hay que ver, mi nieta no me canta!”

¿Y cuándo nos darás un disco de coplas?

Uy, me encantaría!! Sí. Lo que pasa es que creo que lo haría fatal. No lo haría coplero. Pero fue por la copla que yo llegué a la música, a los seis o siete años, cantando María de la O y Cocinero, cocinero. Así que siempre he pensado que me gustaría tener un disco que empezara con Ojos verdes y que acabara con María de la O. Si no lo he hecho hasta ahora, es porque creo que hay que ser muy osado y muy valiente. Y por respeto. Creo que tendría que hacerlo en un momento de reposo de mi carrera.

¿Cómo te desconectas del mundo?

Pues correr, me gusta mucho. Voy mucho al parque del Retiro. Otra cosa que hago es editar vídeos, porque me relaja mucho. Me ayuda a dejar de pensar en mí: mis canciones, mis conciertos, mis entrevistas.

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top