< / < >

Apanhador Só: Locura sónica de Brasil

El cuarteto brasileño Apanhador Só, desborda locura, genialidad e imaginación. Conócelos!
El cuarteto brasileño Apanhador Só, desborda locura, genialidad e imaginación. Conócelos!
Por: 
Enrique Blanc
Foto: Archivo LBE Mayo 14, 2015

La fantástica locura que impregna a la música brasileña tiene interminables ejemplos.

Allí está, por citar uno, ese chalado sensacional llamado Tom Zé que se determina a crear nuevos instrumentos como el businório para dar vida a sus canciones, tal como lo hace en el alucinante álbum de nombre Jogos de armar.

O bien, la peculiar manera en que Otto, un músico que sobre todo sabe de percusión, se reinventó como productor electrónico para generar un punto y aparte en la música de su país tras la publicación del revolucionario Samba pra burro, su disco debut.

Incluso la forma en que Arnaldo Antunes, obsesivo para bien como pocos los hay, gusta de crear letras en las que más bien enlista cosas, como hace con las enfermedades en la inolvidable “O pulso”, la misma que popularizó años atrás Os Titãs, el grupo con el que surgió como compositor.

O incluso la manera por demás original en la que los nordestinos Mestre Ambrosio se acercaron al folclore de su región para sacudirlo y crear una música refrescante a partir de éste, la misma que se materializó en discos tremendos como Fuá na casa de Cabral.

Sí, locura, genialidad, imaginación desbordada o como quiera llamársele que en la actualidad tiene en el cuarteto Apanhador Só uno de sus prototipos más evidentes.

Quizá el síntoma más evidente del sano desequilibrio mental que Apanhador Só exhibe para bien en su música es la rueda de bicicleta —sin neumático— que además de servirles como inspiración de su logotipo, una surrealista bicicleta que tiene sobre el manubrio la llanta de un monociclo, es para ellos asimismo un instrumento que su percusionista hacer sonar al echarla a girar y golpear sus rayos con las baquetas.

Pero, para fortuna de los que ya nos consideramos sus seguidores incondicionales, no todo termina allí. Otra prueba tajante de su forma por demás singular de hacer música es Mordido, el tema abridor de su disco más reciente, Antes que tu conte outra y cuyo elocuente videoclip puede verse en YouTube, sin duda el primer paso para sucumbir ante su propuesta y volverse adicto a ese sonido de radicales contrastes que hace pensar en un territorio sonoro donde Seu Jorge se pudiese encontrar de frente con Sonic Youth.

Apanhador Só surgió en 2005 en Porto Alegre, Rio Grande do Sul, al sureste de Brasil. Está integrado por Alexandre Kumpinski, Fernando Zancanaro, André Zinelli y Fernão Agra. Su primer disco epónimo llegó en 2010. Acustico sucateiro, con versiones desenchufadas de sus primeras canciones, vio al luz un año más tarde. Y, Antes que tu conte outra, sin duda su trabajo mejor logrado y el que los ha convertido en la nueva sensación del rock brasileño, se editó en 2013. Los tres pueden descargarse de manera legal y gratuita en su portal oficial.

Si bien ya desde el primero el grupo mostraba la forma nada convencional de arrimarse al arte de la composición, su querencia indómita por el ruido presente en tracks como “Jesus, o padeiro e o coveiro”, es el tercero el que ilustra de mejor manera la carga de creatividad que hay en lo suyo, así como la pasión incontrolable con que ellos se asumen a la hora de abrazar sus instrumentos, lo mismo al haberlo grabado en el estudio que al interpretarlo de nuevo en directo.

“Mordido”, reitero, es un track que avasalla, y reto a cualquiera a corroborarlo. Es en éste donde Apanhador Só nos deja muy en claro los polos de una propuesta que por un lado lleva en la sangre los sonidos inconfundibles de su tierra y por otro abreva en la cultura del rock y la experimentación. No importa si las canciones de Antes que tu conte outra son baladas suaves o no, en todas ellas hay acentos que las hacen especiales y que transparentan el gusto que el grupo tiene por trascender toda fórmula y dejarse llevar por el frenesí que suele caracterizar a la música de su país, en muchos casos inclasificable.

Apanhador Só | Mordido

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top