Yokozuna, camino al Ruido Fest 2016

¿De qué sirve la resistencia?
Yokozuna, camino al Ruido Fest 2016
Por: 
Vicente Jáuregui @VicentJauregui
Foto: Archivo del artista. Jun 26, 2016

Los hermanos Antonio y Arturo Tranquilino conforman Yokozuna, una entidad que igual es capaz de entregar riffs distorsionados que canciones sicodélicas de instrumentación acústica. Tal como Van Halen, los hermos Darrell de Pantera o los DeLeo STP, este par se nutrió saludablemente gracias a su precoz afición por deborar incontables discos.

En diciembre del año pasado, Yokozuna regresó al Foro Alicia para celebrar diez años de su primera tocada, una noche que detonó una serie de presentaciones que ahora se empalman con el lanzamiento de un nuevo disco titulado Neil Young y su presentación en el Ruido Fest 2016. Platicamos con Arturo Tranquilino sobre política, gatos con nombre de estrellas de rock, resistencia y la necesidad de reinventarse constantemente. 


Comencemos por el presente. Hace poco lanzaron "¿De qué sirve la resistencia?", un tema en el que participa Teri Gender (Le Butcherettes) y Omar Rodriguez-Lopez (ANTEMASQUE, The Mars Volta). ¿Cómo surgió esta colaboración? 

Conozco a Teri desde que inició Le Butcherettes. Siempre hablamos de hacer algo juntos. De repente cada quién agarró su camino, pero hace poco le abrió a los Deftones y fui al show. Me sorprendió verla como un artista totalmente suelta. Sus discos cada vez son más buenos, muy buenos, el último me sorprendiço mucho, lo puedes escuchar de track uno al diez y no hay desperdicio, tiene un viaje y una coherencia. El día de Deftones nos vimos después de la tocada. Le dio mucho gusto verme. Le conté que estábamos trabajando en un nuevo disco y que la invitaba a colaborar. En ese entonces, estábamos grabando en el estudio 34 de Cardiel, ya teníamos el esqueleto de las canciones y le mandé un tema para que les metiera algo. Fue un período muy largo. Nos cambiamos de disquera, ella estuvo girando bastamte.

El día que ocurrieron los ataques en el Bataclán en Francia, ella estaba tocando en París. Poco tiempo después me contestó y me dijo: "aquí está la canción, perdón que me haya tardado tanto le moví un montón de cosas y Omar le metió un solo de guitarra". Cuando escuchamos la canción con mi hermano (Antonio Tranquilino), era totalmente distinta: le cambió la estructura totalmente. Nos dio mucho gusto que alguien se involucrara de tal manera con la canción. Prácticamente, ella fue la productora del tema; nos emocionó mucho y decidimos a sacarla cómo segundo sencillo.

La resistencia es un tema atemporal. Sea como músico o como artista, uno siempre vive en estado de resistencia.

El tema surgió por un graffiti que yo veía todas las mañanas. Ahí, la gente llegaba y ponía todo tipo de consignas zapatistas, de los 43, contra el gobierno. Un día pasé y lo habían borrado todo. Al siguiente día, alguien puso "¿De qué sirve la resistencia?". Se me quedó muy grabado. Es un discurso entre el sistema y el hombre. El Hombre quejándose del sistema que el mismo creó. Sería muy fácil enfrentarlo, pero uno está muy cómodo en esa misma sociedad, entonces, vivimos el uno para el otro.

Claro, porque finalmente, hasta la rebeldía o cierto íconos de la contracultura pueden ser convertidos en mercancía.

Un amigo me decía: "no hay crimen más perseguido que la anarquía". Lo ponen al mismo nivel que el vandalismo porque los anarquistas son aquellos que están fuera del sistema. Tienen comunidades sustentables, logran escapar de del sistema de producción y por eso resultan perseguidos. La prueba está en que si buscas libros sobre anarquismo, están prohibidos en México. Hay literatura rusa, inglesa y francesa, pero nada de eso llega a México.

En su disco Quiero venganza lanzaron un manifiesto que dice "Elecciones ficticias enclaustradas en verdaderas virtudes polìticas, extintas, Desaparecidas; tan solo recordadas en grises libros de papel barato, seguramente malversado".

Es una frase de la carta que enviamos como justificación del disco. Hay dos maneras de ver el universo: una es de manera integrada, la otra de manera mecánica. En esta última, somos individuos separados de todo, indiferentes. Eso es le da en la torre a toda la humanidad, hemos llevado el poder y la corrupción a un nivel ingobernable. Hay cosas irreversibles como el cambio climático, la extinción de las especies  Nadie quiere voltear a verlo porque estamos muy cómodos, no nos damos cuenta de que somos parte del todo. No se trata de una cuestión de karma en el sentido mágico, simplemente es una realidad todo está conectado, de ver el universo como algo integrado.

Yokozuna no siempre es una banda politizada, también tiene muchas canciones lúdicas. El ejemplo está con "Ácidos amigos", primer sencillo del nuevo disco, un tema acústico que sorprendió bastante.

Cuando salió Quiero venganza me espantó mucho no poder salir de eso. Era un disco con muchas emociones, movió mucha energía. El disco estaba inspirado en un cuento de Jack London, sobre dos personas que se quieren matar, pero ambos no pueden seguir vivos por eso energía y se autodestruyen. Yo quería que el disco se llamará como ese cuento, pero el título real es "La esperanza de vivir" (risas), era muy ñoño. En ese punto Pablo Romero, el productor, aportó mucho, le dio un giro, entendió el concepto de la venganza y nos ayudó a darle ese contexto de lo que estaba pasando en el país. Fue el regreso del PRI. Todo mundo lo escuchó y lo tomó como un estandarte, pero yo no quería que se convirtiera en eso. Incluso tuvimos una discusión con la disquera (Terrícolas Imbéciles), ellos querían que siguiéramos con el mismo sonido bien agresivo porque era el disco que estaba funcionando en ventas, pero nosotros no queríamos eso. "Ácidos amigos" se convirtió en la respuesta a ello. Es una canción tocada con guitarra acústica. Cerramos muchos ciclos con ese disco. También pasamos por la muerte de mi mamá. En ese punto, se me hacía mucho más rebelde y punk grabar una balada psicodélica con guitarra acústica que repetir la fórmula.

¿Cómo ha sido la evolución al interior de la banda en estos primeros 10 años?

Los primeros discos reflejan lo que estaba pasando en el momento. Por eso los escuchas y todo era fiesta fiesta, fiesta. Cuando llegamos a Quiero venganza, hicimos un disco con letras más personales, con un sonido más maduro. Antes de grabar reflexionamos cómo queríamos sonar. Fue un viaje hacia adentro, Pablo presionó mucho para que los dos abriéramos nuestros sentimientos. Por eso en el disco incluso tiene letras de amor y cuestiones sociales. El nuevo disco que viene es diferente, quisimos regresar al principio, a meternos a tocar en un cuarto, pero de una forma más madura para escupir todo el dolor. El nuevo sencillo será una balada que saldrá entre primero y el 15 de julio con todo y video.

¿Cómo se llamará el nuevo disco?

Neil Young. Así se llama mi gatito. Un día estábamos en una junta pensando en el nombre del disco. Ya teníamos el tiempo encima y todos estábamos viendo al gatito. De repente dijimos: "¿cómo le vamos a poner?, pues Neil Young" (risas).

Hablas de retomar un sonido primigenio. En ese sentido, ¿que época o movimiento de la historia del rock te emociona más como músico?

A mí me emociona mucho lo que está pasando ahorita en México. Siempre vemos hacia atrás porque es muy romántico. Volteamos a los 90 y nos emocionamos, vemos Londres en los 60 y pensamos que es lo máximo. Pero pocas veces nos toca presenciar lo que estamos viviendo y lo valoramos antes de que pase el tiempo. En este momento, no sólo en México, sino en varios lados hay una nueva generación de bandas que se paran a tocar en un escenario y les vale si es rock o es pop:Los vez en un escenario y ves que se están matando por hacerlo!. Tenemos esta imagen de los íconos como Jim Morrison, pero el tipo se subía tan borracho que ya no podía cantar más de 7 canciones. Luego llega Oliver Stone a glorificarlo en el cine. Por eso me dio gusto que se haya cancelado Vinil, la serie (risas). No hay mejor momento que ahora, mejor escena que la de hoy, me da mucho gusto lo que está pasando.

 

Ruido Fest es un festival que justo pareciera com oun Vive Latino, pero allá tienen una curaduría más incluyente para las bandas más jóvenes.

La curaduría del Ruido se está muy buena, hay de todo tipo de bandas, desde La Ley (risas), hasta bandas de la escena subterránea.

 

¿Qué bandas te emociona ver este año?

Me gusta más que el Vive Latino en cuanto a su curaduría. Me gusta que sean puras latinas, desde el desde los Cadillacs hasta Natalia Lafourcade, pasando por Vaya Futuro o Dromedarios Mágicos. Se trata de llevar todo lo que está pasando en Latinoamérica a Estados Unidos, es un testimonio de lo que está pasando.

En noviembre del año pasado cumpleron una década de carrera, ¿Cómo fue el festejo en el Alicia?

Fue el inicio de un periodo de celebraciones que inició el año en el Alicia y culmina este 2016 con una tocada muy grande que aún es sorpresa. Es el año de las celebraciones. El Alicia fue muy bonito y emotivo, teníamos mucho tiempo sin tocar allí, el Alicia fue el primer lugar que nos abrió las puertas.

Hace poco subieron a SoundCloud el primer demo que grabaron bajo otro nombre...

... Ese demo fue lo primero que grabamos. Se lo pase a Nacho del Alicia para que nos dejará tocar. Antes habíamos tocado con una chica, pero se fue del proyecto. Comenzamos sonando bien noise, tipo Sonic Youth, acabamos de verlos en el Circo volador, era la primera vez que venían a México y no coló la cabeza.  Empezamos a tocar en fiestas, tocábamos improvisaciones de una hora y así fue surgiendo el sonido. Ese cassette fue lo primero que grabamos, no teníamos un nombre como tal, cada tocada cambiabamos, un día éramos Barry y la orquesta, al otro podríamos ser Yokozuna. Un día un amigo nos invitó a tocar y cuando hizo el cartel nos llamó Yokozuna. Entonces se quedó el nombre (risas).

Le han abierto a bandas como System of a Down , Mastodon, Ghost, Mudhoney, Wolfmother y Bad Religion, seguro tienen muchas anécdotas...
Tengo muchas anécdotas, pero no puedo decir varias porque sería balconear a la banda (risas). Una reciente fue con Mudhoney, había muchos fans que se querían acercar de repente una chica se acerca y le pregunta a Mark, "What do you think about Ayotzinapa?". Se quedó sin entender muy bien la pregunta, yo le expliqué que cuáles eran sus sentimientos sobre lo que pasó en Ayotzinapa y contestó de manera muy inteligente: "Mira, yo soy músico, estoy consciente de lo que ocurrió pero yo no te puedo dar una opinión de lo que está pasando, a mí no me corresponde como músico opina sobre un tema tan delicado".  Me pareció muy inteligente su respuesta, la mayoría hubieran tratado de responder algo inteligente para ponerse la bandera, pero se van a su país y en realidad les vale pito.

Otra anécdota fue en Guadalajara con Wolfmother. Allá la gente vive la fiesta muy rudo, se revientan la cerveza en la cabeza (risas). Cuando se subieron a tocar, la gente ya estaba muy loca aventando cerveza por todos lados, de repente le cae a Andy, se enoja y se baja. "Explícame que está pasando", –Me dice. Fue muy chistoso porque además, abajo del escenario tiene una voz muy delgadita. Le dije era señal de admiración. "No viste como los estaban aventando cerveza nosotros" le dije. Al principio no lo entendía, pero después ya agarró la onda. Se subió al escenario con un staff que limpiaba la cerveza con un trapeador cada vez que se derramaba en el escenario. Andy estaba encantado.

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top