"Toda la carrera de Locos por Juana ha sido un homenaje al Caribe"

Su sexto álbum de estudio cuenta con invitados como Vaughn Benjamin, El B, Collie Buddz, ChocQuibTown, Jorge Villamizar, Chad Stokes, XAXO, Marinah, Rocky Dawuni, Elastic Bond y Notch
Por: 
William Padrón // @williampadron
Foto: Archivo del artista Nov 22, 2016

Locos por Juana lanzó su sexto álbum de estudio a principios de Octubre bajo el nombre de Caribe (2016), una mezcla de géneros de lo que nos tiene acostumbrado la banda pero esta vez influenciados por el sonido africano y las raíces indígenas que se fueron impregnando entre los países tropicales durante años. 

Llama la atención la cantidad de invitados que aparecen en esta placa: Vaughn Benjamin (ex-Midnite), El B (Los Aldeanos), Collie Buddz, ChocQuibTown, Jorge Villamizar (ex-Bacilos), Chad Stokes (Dispatch), XAXO (Julca Brothers), Marinah (ex-Ojos de Brujo), Rocky Dawuni, Elastic Bond y Notch, desfilan entre los quince tracks de Caribe.

Los colombianos Itawi Correa (voz) y Javier Delgado (Baterista) junto con Mark Kondrat (Guitarra), nacido en Miami pero de familia con raíces colombianas, son el triunvirato principal de Locos por Juana, quienes apoyados en David Pransky (Bajo), Lasim Richards (Trombón) y Carlos Palmet (percusión), comparten los roles en directo de esta banda radicada en la Florida. 

No es complicado verles fusionar rock, funk, champeta, hip hop, reggae, soca y todo lo que sus oídos puedan apreciar, al final los motiva las ganas de mantenerse haciendo música, el motor que les ha permitido estar en constante movimiento durante los más de 15 años de carrera. "Yo siempre digo lo mismo, cada disco es mi favorito y Caribe para mí ha sido el mejor por muchas razones. Pudimos compartir con muchos artistas, amigos de Colombia, artistas con los que crecimos", nos cuenta Mark, uno de sus fundadores.

Hay una gran cantidad de invitados en este disco ¿fue pensado desde el inicio?

Fue algo natural. Toda la carrera de Locos Por Juana, todas las decisiones que tomamos y todas las ideas, fluyen bien natural, es parte de la filosofía de la banda, nunca tratamos de forzar nada. En este disco, cuando lo terminamos, teníamos quince canciones y casi once featuring, hasta yo me quedé un poco impresionado. Cada canción, cada featuring salió bien natural. Por ejemplo Jorge Villamizar ha sido un amigo personal desde hace muchos años, pasé mucho tiempo trabajando con Bacilos, tenía veinte años y me fui de gira a España con ellos, así que siempre ha habido una amistad con él. ChocQuibTown también, ellos han tenido una carrera muy paralela a Locos por Juana, empezaron un poco después de nosotros pero con la misma idea de coger el folclor de Colombia y mezclarlo con sonidos urbanos, más de hoy, electrónicos y hip hop, rock. Hay otros featuring que salieron de la nada que ni yo  sé cómo se dio, por ejemplo tuvimos la oportunidad de trabajar con Marinah de Ojos de Brujo que a todos nos fascina, eso fue por conexiones con la disquera. Cuando estábamos haciendo Caribe no pensábamos en featuring, salieron progresivamente. Eso nos da mucha felicidad porque sin esas colaboraciones no habría salido bien las canciones.

Locos por Juana es una banda que se ha destacado por su fusión constante ¿Cuál es la barrera musical a la hora de mezclar sonidos?

Todos en la banda aportan sus influencias, su grano de sal. Nos gusta todo tipo de música pero cada uno tiene sus diferencias. Yo oigo rock de los 90s hasta el classic rock de Led Zeppelin, por ejemplo Itawi viene de una familia de músicos, su papá era percusionista, canta en un trio, así que tiene eso ahí. Cuando y o conocí a Itawi no era rasta sino b-boy, bailaba hip hop y creo que esas diferencias son las que han definido nuestra música. Casi todos somos colombianos, aunque yo nací en Miami, tengo familia colombiana, así que cuando combinamos esos elementos de rock, funk, hip hop, jazz y lo que sea, junto con todos los ritmos bonitos que tiene Suramérica, así sale nuestra música. Es una cosa bien orgánica y natural. Cuando empezamos ninguno sabía lo que iba a salir, si íbamos a tocar rock, salsa, reggae, al final no quisimos poner un género, no quisimos encasillar a la banda sino hacer lo que nos gusta y empezamos a mezclar todo eso. Cuando estudias la música latinoamericana te das cuenta de que la gran mayoría es una mezcla de ritmos africanos e indígenas, todo lo que llegó al caribe desde África. Toda la carrera de Locos por Juana ha sido un homenaje al Caribe, estamos enamorados de esos ritmos de Jamaica, Cuba, Puerto Rico, Venezuela. Estando en Miami te sientes bien caribeño.

Cuando mencionas Led Zeppelin y bandas de los 90s, me viene Pearl Jam, Alice in Chains ¿qué tanto de esa influencia le has inyectado a Locos por Juanas sobre en todo en guitarras?

Bueno, cuando nos juntamos, más bien miramos hacia el sonido que pide la canción y la banda, en este disco me inspiré mucho en la música soukous de África, es como el abuelo de la soca o de la champeta de Colombia. Esta música usa mucha guitarra, punteos y melodías como Juan Luis Guerra que usaba guitarristas africanos en su banda. Locos por Juanas no es una banda que va a grabar canciones como Nirvana, lo hemos hecho en vivo, pero uno piensa en sus fans y lo que va a quedar mejor con nuestros músicos, usamos muchos instrumentos de vientos y percusión. A veces la música rock no da tanto no dan tanto para percusión y viento, aunque Santana lo hizo. Cuando me siento a componer pienso qué es lo mejor para el sonido de la banda. Nuestra fundación es el reggae, es lo que nos une en la banda.

¿Cómo fue la experiencia con Chad Stoke de Dispatch?

Es un tremendo artista. Mucha gente en Miami no conoce a Dispatch, ellos empezaron como en el 99, se hicieron famosos gracias a Napster. Teníamos esta canción "Summertime" que escribimos cien por ciento en inglés, la primera en la que escribo la letra para Locos por Juana. Mi español es un poco enredado, se me hace difícil y siempre compongo en inglés, así que esta canción se la presenté a la banda con el coro y algo de letra. Cuando fuimos al SXSW en Austin, Texas, estábamos en el avión pensando en un featuring para ésta canción porque ya estaba grabada y faltaba un verso, entonces pensábamos en invitar a alguien americano. Nuestro nuevo bajista, David, es americano, tocó por unos meses la mandolina con Dispatch y me dice "¿por qué no le preguntamos a Chad, yo soy amigo de él, a lo mejor le gustaría hacer un verso?". Cuando llegamos a Austin a buscar las maletas, ahí estaba Chad, quien había llegado en otro avión desde Bostón, lo vimos y aprovechamos el momento. Fue como si el tiempo nos estaba empujando a eso. Le mostramos el disco, la canción desde el teléfono y aceptó ahí mismo. Todos los featuring, el que salió más natural, fue este de Chad, de hecho grabó el verso de una.

Tal vez sean una de las pocas bandas de Miami que ha hecho vida dentro del género y sus subgéneros del rock en esa ciudad, sobretodo porque no es un donde el reggaetón o lo urbano prevalece...

Miami es un misterio. Si no estás viviendo podrías pensar que no hay muchas bandas porque no hay cultura de ese tipo pero aquí sí hay buenos músicos y grupos, hay rockeros, punk, hay bandas de todo tipo. Quizás no han salido al mercado estas bandas porque tienen sus razones.

Ustedes sí han tenido una exposición constante ¿En qué se diferencian ustedes de esas bandas?

Es difícil saberlo pero creo que tiene que ver con la fe que tenemos a nuestra música, para ser músicos tienes que tener muchas ganas y eso nunca nos ha faltado. Creemos mucho en el sonido, en la música, entonces por un lado eso es lo que nos hace levantarnos cada día con hambre, en el sentido de crear canciones. A veces es difícil porque de cada cinco o seis puertas que no te abren, tienes que esperar a que te presten atención. Uno escucha más No que Si. En Miami hay mucho talento pero es imposible saber el por qué no salen porque esta ciudad está más cerca de Latinoamérica que a los Estado Unidos. Una banda que vive en New York o Los Ángeles puede meterse en una Van y manejar dos o tres horas para estar en diferentes mercados donde pueden tocar, aquí en Miami hay que manejar un trayecto más largo hasta donde está el mercado latino. A nosotros nos va bien con los americanos y los latinos. 

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top