Entrevistamos a Mon Laferte por su presentación en el Ruido Fest 2016

"El éxito es una consecuencia del trabajo"
Mon Laferte
Por: 
Vicente Jáuregui @VicentJauregui
Foto: Archivo del artista. Jun 23, 2016

Aún recuerdo la invitación que Mon Laferte nos envió por Facebook, hace menos de 3 años: “Chicos, estaré en el Parque España tocando un acústico, la idea es recaudar fondos para grabar mi próximo disco... ¿quieren venir a tocar con CAPO para apoyarme?”.

Como amigos y admiradores de su voz, ahí estuvimos ese domingo al lado de otros músicos como Elis Paprika, Rene Mooi, Forecast in Rome y Belafonte Sensacional para apoyar a nuestra amiga chilena, que después de 7 años en México, ya se aventaba ciertos mexicanismos con gracia. Si había 200 personas era mucho. Aún así, el Parque lucía mágico a esa hora de la tarde. La gente, atenta a todas las propuestas, al final llenó el “bote de la coperacha” y eventualmente Mon grabó su disco.

Lo siguiente que supimos de Mon, fue que tenía un show sold out en el Lunario del Auditorio Nacional. Fue un gusto ver a un talento tan grande triunfar con su música, sobre todo porque ella se hizo en la calle y tuvo que picar piedra durante años para ir consolidando su carrera. Aún recuerdo el primer disco que escuché de Mon hace 8 años, cuando era editor de la revista Marvin. Era un disco de baja fidelidad, con temas totalmente garage.

Lo cierto es que ella nunca se ha limitado a un género y rascándole al YouTube, uno encuentra videos donde interpreta heavy metal, grupero, pop, punk y folk, este último, sin duda el género que la catapultó a la popularidad de la que hoy goza.

Pasaron dos años y en 2015, la carrera de Mon Laferte cambió radicalmente con el lanzamiento de su tercer material discográfico, el Mon Laferte Vol.1, un álbum con el que la cantante chilena se transformó en un fenómeno musicales demoledor.

- See more at: http://www.labandaelastica.com/estrenos/mon-laferte-si-tu-me-quisieras#s...

Aún recuerdo la invitación que Mon Laferte nos envió por Facebook, hace menos de 3 años: “Chicos, estaré en el Parque España tocando un acústico, la idea es recaudar fondos para grabar mi próximo disco... ¿quieren venir a tocar con CAPO para apoyarme?”.

Como amigos y admiradores de su voz, ahí estuvimos ese domingo al lado de otros músicos como Elis Paprika, Rene Mooi, Forecast in Rome y Belafonte Sensacional para apoyar a nuestra amiga chilena, que después de 7 años en México, ya se aventaba ciertos mexicanismos con gracia. Si había 200 personas era mucho. Aún así, el Parque lucía mágico a esa hora de la tarde. La gente, atenta a todas las propuestas, al final llenó el “bote de la coperacha” y eventualmente Mon grabó su disco.

Lo siguiente que supimos de Mon, fue que tenía un show sold out en el Lunario del Auditorio Nacional. Fue un gusto ver a un talento tan grande triunfar con su música, sobre todo porque ella se hizo en la calle y tuvo que picar piedra durante años para ir consolidando su carrera. Aún recuerdo el primer disco que escuché de Mon hace 8 años, cuando era editor de la revista Marvin. Era un disco de baja fidelidad, con temas totalmente garage.

Lo cierto es que ella nunca se ha limitado a un género y rascándole al YouTube, uno encuentra videos donde interpreta heavy metal, grupero, pop, punk y folk, este último, sin duda el género que la catapultó a la popularidad de la que hoy goza.

Pasaron dos años y en 2015, la carrera de Mon Laferte cambió radicalmente con el lanzamiento de su tercer material discográfico, el Mon Laferte Vol.1, un álbum con el que la cantante chilena se transformó en un fenómeno musicales demoledor.

- See more at: http://www.labandaelastica.com/estrenos/mon-laferte-si-tu-me-quisieras#s...

Hace alrededor de 3 años, Mon Laferte se presentaba en el Parque España de la CDMX para reunir fondos para hacer una gira por le república. Hoy, es una de las cantantes más reconocidas por las nuevas generaciones. Pero el éxito no llegó de la noche a la mañana. Desde que vivía en Chile, la cantante y compositora -nacida en Viña del Mar-, ya tenía una larga trayectoria.

Cuando decidió probar suerte en México, las cosas no resultaron más sencillas. En un principio, los medios se mostraban poco interesados en apoyarla. Pero el trabajo constante, la disciplina y el talento nunca pasan en vano. Hoy, a raíz del lanzamiento de su tercer disco de estudio titulado Mon Laferte Vol. 1, es una de las artistas más promisorias del momento.

Actualmente, Mon está trabajando en su próximo disco mientras gira por todo México. Además, está esperando con ansias presentarse en el Ruido Fest 2016, ya que con ello se inaugura una nueva etapa en el mercado estadounidense.

Platicamos con Mon, quien no deja de reír y contagiar con su voz luminosa.

Aún recuerdo la invitación que Mon Laferte nos envió por Facebook, hace menos de 3 años: “Chicos, estaré en el Parque España tocando un acústico, la idea es recaudar fondos para grabar mi próximo disco... ¿quieren venir a tocar con CAPO para apoyarme?”.

Como amigos y admiradores de su voz, ahí estuvimos ese domingo al lado de otros músicos como Elis Paprika, Rene Mooi, Forecast in Rome y Belafonte Sensacional para apoyar a nuestra amiga chilena, que después de 7 años en México, ya se aventaba ciertos mexicanismos con gracia. Si había 200 personas era mucho. Aún así, el Parque lucía mágico a esa hora de la tarde. La gente, atenta a todas las propuestas, al final llenó el “bote de la coperacha” y eventualmente Mon grabó su disco.

Lo siguiente que supimos de Mon, fue que tenía un show sold out en el Lunario del Auditorio Nacional. Fue un gusto ver a un talento tan grande triunfar con su música, sobre todo porque ella se hizo en la calle y tuvo que picar piedra durante años para ir consolidando su carrera. Aún recuerdo el primer disco que escuché de Mon hace 8 años, cuando era editor de la revista Marvin. Era un disco de baja fidelidad, con temas totalmente garage.

Lo cierto es que ella nunca se ha limitado a un género y rascándole al YouTube, uno encuentra videos donde interpreta heavy metal, grupero, pop, punk y folk, este último, sin duda el género que la catapultó a la popularidad de la que hoy goza.

Pasaron dos años y en 2015, la carrera de Mon Laferte cambió radicalmente con el lanzamiento de su tercer material discográfico, el Mon Laferte Vol.1, un álbum con el que la cantante chilena se transformó en un fenómeno musicales demoledor.

- See more at: http://www.labandaelastica.com/estrenos/mon-laferte-si-tu-me-quisieras#s...


La última vez que te vi, fue en el Parque España en la CDMX, cuando nos invitaste a tocar con CAPO para reunir fondos para una gira. Unos años adelante, lo siguiente que supe es que tenías un Lunario del Auditorio Nacional... sold out! ¿Cómo pasó todo esto tan rápido?

En realidad todo pasa por un trabajo de bastantes años. Yo lancé mi primer disco en 2011 y todo ha sido gradual. Todo ha sido trabajar, trabajar, trabajar. En el Parque España yo estaba en un proyecto que se llama Fondeadora, para reunir fondos para hacer una gira por toda la República Mexicana. Invité a varios amigos -como ustedes-, a sumarse, fueron muchos músicos a apoyar y la gente donaba dinero, compraba discos. Fui varios domingos y logramos juntar 180 mil pesos, gracias a eso nos fuimos por todo el país.

Fue la primera vez que tocamos en Austin, Texas, conocí el norte del país, Monterrey, SLP. Después lancé mi tercer disco y comenzaron surgir cosas mágicas, la gente comenzó a escucharme bastante. Como dicen acá, fue un camino lento para seguro.

Ahora que estás tanto tiempo de gira, ¿eres de los músicos que se ponen a componer en medio del viaje o te concentras solo en tocar en vivo?

Justo ayer estábamos en Monterrey, tocamos por allá y toda la banda dijo “vamos por chelas”. Pero yo decidí quedarme en mi cuarto grabando cosas. Me gusta ponerme a componer así porque va agarrando la energía de la gira, las ciudades. Generalmente cuando me enfoco en componer, me desconecto de todo, me encierro para hacerlo, pero ahora de gira estoy descubriendo que también me gusta mucho crear.

Ayer leía que tu abuela fue una inspiración tremenda en tu carrera. ¿Recuerdas algún momentos o situaciones que te detonaran la idea de dedicarte a la música?

Yo creo que no tuve un momento muy claro o preciso, tengo muchos amigos que sí me han contado que les pasó. Yo cantaba y tocaba instrumentos desde los 3 o 4 años, pero no pensaba mucho en eso. A los 9 años canté con una banda por primera vez, porque antes cantaba en la escuela yo sola con la guitarra o alguna pista–, y ganamos el primer lugar de un concurso escolar. Era de noche, había público, luces, un escenario, todo. Ese día recuerdo que sentí muy especial. Además me gané una guitarra y sentí una responsabilidad, porque no fue un regalo de mis padres, me la gané yo cantando. Yo creo que fue en ese momento que decidí dedicarme a la música.

El bolero es como nuestro blues. Es el género con el que curamos las penas en Latinoamérica. Últimamente tus discos cuentan con temas bolerísticos interpretados con una emoción muy llegadora. ¿Cómo te surge este gusto?

Justo yo crecí en ese contexto. Yo soy de Viña del Mar, la capital de Valparaíso, una ciudad en la que el tango y el bolero son parte de la cultura. Por la noche hay muchos lugares donde te metes a tomar un trago y hay músicos tocando ese tipo de música. Yo acompañé a mi abuelita varias veces a bailar, a cantar, a veces íbamos toda la familia a los salones de baile a escuchar los tangos argentinos. Para mí son ritmos que no puedes imitar, lo tienes que traer en la piel si quieres interpretalo. Es una responsabilidad para mí rescatar esa tradición, no se trata de inventar nada nuevo, sino de cantar desde el corazón y sacar lo que uno realmente siente.

Has atravesado por muchos géneros, el metal, el pop, el garage, el bolero, etc. Mucha gente no puede entender eso, incluso a cierta parte de los periodistas les molesta que alguien pueda ser hábil en varios estilos. ¿Qué le dirías a la gente que es intolerante con el eclecticismo?

Hay muchos prejuicios, mucha gente no puede entender que a uno le gustan muchos tipos de música. Yo llegué a tocar mucho en la calle, conocí un mundo muy diferente, puede ser muy duro, te pueden tratar súper mal los policías, una vez me metieron hasta al bote (ríe). En cada lugar que pasas te cuelgan una etiqueta que debes cargar. En Chile me tocó estar en un programa masivo de TV y también tengo que cargar con esa etiqueta. Cuando llegué a México con Mystica Girls canté metal y en ese público solo puedes cantar metal, no puedes hacer nada pop. Para mí todo es parte de un aprendizaje. Soy súper inquieta, artísticamente soy muy intranquila. Me daría mucha hueva pasar toda la vida cantando lo mismo, en la zona de confort. Hay tanta música, formas de composición, la música latinoamericana es muy amplia y nunca me voy a quedar tranquila en realidad. Con todos los tatuajes luego la gente me ve mal, creo que hay que relajarse un poco, yo así soy, una persona inquieta. Quizá un día me vean cantando banda, no lo sé. Nunca voy a cambiar porque alguien no lo puede comprender.

Justo Rene Mooi, que ha colaborado contigo, fue pop star en Rumania durante su adolecencia, o Mariel Mariel, que también participó en el disco Tornasol, ha tenido un cambio musical considerable. El girl power está al máximo y no recuerdo otra época tan saludable para las mujeres en la música.

Me da mucho gusto porque siento que las mujeres están haciendo cosas súper interesantes en toda latinoamérica, hay cosas muy aventuradas e intereseantes, incluso más que lo que hacen los hombres. Tiene que ver con esta libertad musical que está surgiendo a partir de ser independientes, de tener el control. Lo veo personalmente porque hice un proyecto solista -porque no queda de otra- y así una va aprendiendo. Yo el último disco lo grabé solita, en mi compu, en mi casa... no hubo productor o ingeniero ni nada de eso. De repente uno tiene que sacar un proyecto adelante, sin ayuda de nadie y eso te hace dar lo mejor de tí. Me llena de orgullo que actualmente las mujeres están en los carteles de varios festivales hasta arriba.

Sé que eres muy fan de Radiohead, ¿qué te pareció A Moon Shaped Pool?

Me encantó, está muy bonito. Creo que es una pregunta difícil porque yo no puedo ser objetiva ya que soy muy, muy fan (ríe).

¿Qué te provoca el participar en un festival como el Ruido Fest 2016 en Chicago, qué podremos ver de tu show?

Voy con la banda completa, algo que luego es difícil viajamos todos a Chicago, me han dicho cosas súper lindas de la ciudad. Me encanta que pueda haber un festival latino allá, a ver qué pasa. Nunca he ido, quiero conocer la ciudad. Además son mis primeras fechas en E.U.

Por último, si pudieras hacer un dream team musical con cualquier músico, vivo o muerto, ¿a quién eligirías?

Qué difícil, ¿porqué me pones en esta situación (risas). Yo creo que a Chavela Vargas definitivamente, a Radiohead, la banda completa; Jim Morrison, Edith Piaf, no sé Björk también (ríe).

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top