Conoce a Little Jesus, la banda que abrió los show de los Rolling Stones en México

Una entrevista con Arturo Vázquez-Vela, tecladista del grupo
Por: 
Vicente Jáuregui @VicentJauregui
Foto: Archivo del artista. Abr 25, 2017

Dentro de la generación de bandas formadas en esta década, Little Jesus destaca por su capacidad para reinventarse y asumir un cambio con cada disco. Formados hace cinco años en la Ciudad de México, incialmente, se trataba de un proyecto solista de Santiago Casillas, quien abandonó el sueño de se futbolista, con la idea de se un productor musical a la altura de Mark Ronson o Danger Mouse. Para grabar las canciones que tenía compuestas, reunió a varios amigos músicos que graban "Azul", un tema contagioso que bajo un groove de pop africano, dos acordes y una melodía decidida, se volvió una hit en Reactor 105.7, una de las principales ciudades de la CDMX.El resto es historia. Si en un principio no se veía como un proyecto a largo plazo, la gente comenzó a pedirlos en festivales y pronto se volvió un trabajo de tiempo completo.

 

Bajo esa inercia, la banda hizo una gira por Europa y sin proponérselo, terminó grabando un álbum completo, que fue editado como un disco doble que incluía versiones en japonés de algunos temas. El año pasadao, después de tres años de silencio discográfico, Little Jesus estrenó Río Salvaje, un álbum conceptual en el que muestran toda una nueva paleta de colores y texturas, canciones que se extienden hasta por ocho minutos, llenas de interludios musicales y referencias a sonidos hasta ahora inexplorador por Santiago, Truco Sánchez Rucobo, Fernando Bueno, Arturo Vázquez-Vela y Carlos Medina, el quinteto que jamás soñó con abrir los dos conciertos de los Rolling Stones en el Foro Sol en México. El pasado 7 de abril, Little Jesus debutó en E.U. con la edición de Río Salvaje vía Nacional Records, todo un logro para una banda independiente mexicana. Platicamos con Vázquez-Vela –tecladista– sobre la grabación de Río Salvaje, su más reciente disco de estudio.

 


 

Pocas bandas mexicanas han lanzado álbumes conceptuales, ahora mismo solo recuerdo el Babel de Santa Sabina. Río Salvaje surge como un disco coceptual, muy en la escuela de Pink Floyd, ¿Cuál es la idea central detrás de su hechura?

Arturo Vázquez-Vela: Tuvimos la idea del nombre mucho tiempo antes de tener las canciones. Queríamos que se sintiera como un viaje en un río, con momentos de calma, momentos de tempestad sorpresiva que parece que van a hundir la lancha pero después la calma vuelve.

 

Al principio, las composiciones e incluso las grabaciones son ideas mayormente de Santiago, ahora son más una democracia. ¿Hubo miedo de dejar el sonido con el que la gente ya los identificaba?

Nunca hemos tenido miedo de sacar cualquier canción que hagamos. Sucedió que las nuevas tienen un sonido diferente al del primer disco pero no queremos casarnos con ningún género o estilo. Las composiciones son principalmente de Santiago pero hay mucho jam y muchos arreglos de todos los miembros de la banda y todos juntos decidimos cómo quedan.

 

Leía que se metieron a grabar a una casa de meditación en el Desierto de Los Leones, ¿los influenció este espacio? ¿Surgieron nuevas canciones ahí o ya tenían todo el material montado desde antes?

Nos juntamos en esa casa que ahora es un estudio llamado El Desierto y fue clave para poder terminar el disco. Cuando llegamos ahí teníamos como tres canciones y en cuestión de días terminamos de componer casi todo el disco. Definitivamente es un lugar que inspiró gran parte del álbum.

 

Hicieron un playlist de rolas que les gustaban para empaparse y hacer sus propios experimentos, ¿qué canciones recuerdas en esa selección?

Pink Floyd, Michael Jackson, Thrice, Paul Simon, KING, Alan Parsons. Siempre estábamos buscando detallitos en canciones que nos inspiraran para ciertos sonidos muy específicos.

 

“Nuevos amigos” es un track diseñado como anillo al dedo para abrir el disco, con un sintetizador que abre como un mantra, una melodía vocal un beat electrónico que termina con potencia en un ritmo hiperactivo. ¿Cómo surgió este tema?

Estaba haciendo unas pruebas con un sinte para que sonara como uno del último disco de Kanye pero no me salió y me quedé en la misma nota un rato. Me gustó como se sentía y no sé, como que se hizo sola la canción.

 

Las baterías del disco tienen un sonido muy redondo y contundente, algún tip para grabar y lograr esta fuerza?

Conseguir a un baterista que sea tan bueno como Truco.

 

Para Little Jesus, quiénes son los guitarristas más alucinantes en la historia del rock, (podrías mencionar algunos mexicanos)?

Charlie Christian (aunque no es rockero), Eric Clapton, Tom Morello, Jimmy Page, John Mayer, Kirk Hammett, David Longstreth, Alejandro Marcovich.

 

“La luna” es un track muy ambicioso, se extiende durante más de 9 minutos con una estructura atípica: abre con un funk decidido, luego a un interludio de sinte muy en la onda del Pink Floyd, y termina con un outro nostálgico, como para una peli de Sofia Coppola, ¿fueron ideas separadas que luego unieron acá?

Teníamos la idea de que fuera un viaje a La Luna, con esas partes bien definidas. Todo lo unimos jameando en la casa del Desierto y fue la única canción que grabamos todos al mismo tiempo en el estudio.

 

“Golden choice” es todo una sorpresa, con esa vibra medio soul, y un solo de guitarra llegador, ¿qué andaban escuchando cuando surgió este tema?

Queríamos que fuera estilo D'Angelo mezclado con boybands de los noventa y letra como de canción de César Costa.

 

¿Cómo consigueron filmar en el Partenón del Negro Durazo el video de “Mala Onda?

Nuestro amigo Andrés Saavedra de Loot nos ayudó a conseguir el permiso de la secretaría de turismo de Zihuatanejo.

 

¿Cómo surgió la colaboración de Ximena y Elsa y el Mar para “TQM”, alguna anécdota de la grabación?

Necesitábamos voces femeninas para las canciones y aparte de ser grandes cantantes son de nuestras mejores amigas así que todo fluyó muy rápido. Fui a casa de Ximena y grabamos muy rápido su parte en mi Laptop, mientras Elsa grababa lo suyo desde su casa.

 

¿Qué estado anímico tuvieron al saber que abrirían a los Rolling y cuál fue la sensación ya arriba del escenario, mientras 60 mil personas esperaban a una de las bandas más grandes del mundo?

No lo podíamos creer, le contamos a nuestros papás y ellos tampoco lo podían creer. Fue una sensación increíble. Como estar viviendo una película.

 

Por último, recientemente salió una nota en Nexos de Hugo García Michel titulada “10 'rockeros' mexicanos que no tocan rock”, ¿qué piensan de este tipo de artículos, qué le dirían a García Michel si lo tuvieran enfrente?

No la hemos leído, pero está chido que la gente escriba de música.


 

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top