Aterciopelados: "Estamos sonando bien, fuerte y contundente"

Una tertulia con Héctor Buitrago
Por: 
William Padrón // @williampadron
Foto: Archivo del artista Jun 22, 2016

Pasaron ocho años de ausencia, hiato, desdén o como quiera verse, para que Héctor Buitrago y su compañera Andrea  Echeverri se juntaran con la banda que les acompaña en su travesía sonora: Aterciopelados. Parte fundamental de nuestra idiosincrasia cultural latinoamericana.

Orgullo del rock colombiano. Andrea y Héctor  son dos hippies inseparables que vienen de la escuela del hardcore para traducir sus experiencias en el imaginario folklórico de su país.  La década de los 90s tiene sus canciones como soundtrack de nuestras vidas. Desde su irrupción con "Florecita rockera", la voz de Andrea, junto a su particular vestimenta y la vanguardia cultural, nos daba ese acercamiento, ese sentido de pertenencia de una agrupación que captaba nuestra esencia.

A partir de todas estas referencias nace  Reluciente, Rechinante y Aterciopelado (2016), un CD/DVD en directo que contiene nueve de sus éxitos musicales, un track de Conector (Héctor Buitrago) y otro de Ruiseñora (Andrea Echeverri), así como un el inédito "Re", un homenaje a sus colegas de Café Tacuba.  Muchas de las palabras que se usan en la pieza empiezan con la sílaba "Re", también la afinación en la que se gestó la canción, de ahí que el disco tenga este título.

El repertorio se centra en los discos El Dorado (1995), La Pipa de la Paz (1996), Caribe Atómico (1998) y Gozo Poderoso (2000), el periodo más exitoso de la banda y los temas más resaltantes, eso sí. Marco Farinango (Waka) en "Rompecabezas", el mexicano León Larregui (Zoé) en "Maligno", el cantautor español Macaco en "Luz azul" y sus paisanas Goyo (Chocquibtown) y Catalina García (Monsieur Periné) para el clásico "Florecita rockera", son los invitados de este trabajo.

Aterciopelados está de vuelta, se preparan para el Ruido Fest 2016 y antes de hacer las maletas, instrumentos incluidos, Héctor Buitrago se sienta a conversar del nuevo camino que les viene a él y su compañera. Adelanta que en su show están estrenando temas nuevos. Místicos, ancestrales, psicodélicos, espirituales y mirando hacia el futuro, la banda no abandona la constante búsqueda por la que gustan reinventarse. 


“Reluciente, Rechinante y Aterciopelado” son éxitos puntuales de la banda ¿Se trata de una nueva etapa de la banda a partir de este lanzamiento?

- Nos reunimos para Rock al Parque en el 2014 y celebrar los 20 años. Nuestro primer impulso fue sacar canciones nuevas y entrar a grabar un nuevo disco pero tuvimos la propuesta de Sony Music para hacer un recopilado en vivo, que no teníamos y aceptamos. Además fue una época de recapitulación y celebración de nuestro 20 años, los 20 años del disco El Dorado, el regreso, la reunión. Por eso volvimos con este material de repertorio. Le dimos espacios a dos canciones de los álbumes solistas que nos pareció importante  y una nueva ¡Pues sí! Es como cerrar un capítulo y empezar otro. Ahora estamos en pleno movimiento del DVD que es bastante trabajo el que hay que hacer, contarle a toda la gente que salió en varios países, presentarlo, ir de gira. Ya para el 2017 o final de año entrar a grabar.

¿Ya hay temas para el nuevo disco?

- Pues no. Realmente teníamos pero con todo esto ya no nos quedó tiempo sino para preparar el DVD, hacer lo de la post-producción, estar pendiente del arte, el video y lanzamiento. Hay un par de canciones nuevas que estamos tocando en vivo pero el tiempo no nos da para mirar las otras canciones. El material está pero hay que revisarlo, ver si funciona, reunirnos para hacer el filtro que siempre hacemos. Todavía hay que esperar un par de meses que se libere un poquito el espacio.

Regresan a girar, estarán en el Ruido Fest 2016, como cabezas de cartel. Muchas de las bandas headliners son de los 90s, cuando comienza todo esto del alter-latino en Estados Unidos ¿Qué se siente llegar a un festival como este siendo una leyenda?

- Realmente estoy viendo grupos con los que girábamos en esa época y todos son los headliners. Te cuento un poco el antecedente. Yo hice la música para una obra de teatro en Chicago, así que estaba allí y me encontré con los organizadores, uno de ellos es latino. Le conté que Aterciopelados estaba de vuelta, porque tal vez ellos no sabían muy bien, así que logramos que Aterciopelados entrara. Después vi el cartel que tenían cerrado a Los Fabulosos Cadillacs y La Ley. En verdad son grupos que estaban en nuestra época. Lo he conversado con colegas, el tema de los headliners latinos se queda en grupos como de hace 15 años, tal vez no ha habido una renovación. Claro que hay muchos grupos, con muy buenas propuestas, tal vez sí falta que haya un nuevo relevo en lo que al tema headliners se refiere. Está Zoé pero faltan grupos o que los festivales apuesten a los nuevos. Me imagino que a medida que funcionen los festivales se irán posicionando grupos de esta generación. El caso de Colombia tenemos a Bomba Estéreo que han sido headliners en otros festivales.

El Ruido Fest es diferente a lo que sucede en el mercado latinoamericano, no tiene que ver con Miami, sino la comunidad de Estados Unidos con un linaje latino ¿Sientes que ahora todo el elemento fusión del rock cobra mayor importancia en la escena que ustedes germinaron?

- Está pasando algo que tiene que ver con nosotros y todos los grupos de hace más de 15 años que están ahí presentes. Esta nueva generación creció oyendo el rock en español gracias a sus padres. Tiene sentido que haya ese cartel en varios festivales porque son jóvenes que sí están conociendo el rock en español, hay otros que han oído mencionar estos grupos por la cultura latina pero no los ubican muy bien.  Es el momento de encontrarnos con esa generación también. Habrán otros grupos mas actuales que funcionan para nichos y estarán mas cercanos de esas nuevas generaciones pero igual siento que un grupo como Aterciopelados, a pesar de que viene con tantos años de trayectoria, se encentren que tienen canciones muy actuales y se conecta también con estas nuevas generaciones. Hemos pasado por varios tipos de sonido, varias épocas y nuestro sonido actual es un poquito del rock latino de los 2000s pero tiene electrónica y sonidos contemporáneos. Hemos cambiado mucho desde que empezamos.

¿Qué hay en las maquetas y demos actuales? ¿Es electrónico, orgánico, folklor?

- Sigue siendo, en el buen sentido de la palabra, un sancocho, como dicen acá en Colombia. Una mezcla de muchas cosas. Yo como diseñador del sonido de Aterciopelados siempre he estado ahí pendiente de que tenga frescura. Recuerdo que el disco Rio tuvo muy buenas reseñas a pesar de que fue un disco independiente que lo movimos nosotros, con nuestro sello, sin mucha prensa internacional. Tuvo grandes reseñas y apareció como uno de los mejores discos de rock latino según la revista Rolling Stone de México o Argentina, no recuerdo, lo puedes buscar. Si tuviésemos que grabar en este momento, te digo que es una mezcla de todo, con una frescura de los sonidos de hoy en día. Lo que estanos tocando en vivo son dos canciones nuevas que tiene algo de blues, electrónica y folklórica. No sé cómo explicarlo, no es retro. Quizás "Re", el tema que estrenamos en el DVD tiene un sonido retro como de los 90s. Siempre le apostamos a mirar al futuro.

¿Cómo se llaman estas dos temas nuevos que están tocando?

- "Amo mis piernas" que es de Andrea y  "Manifiesto colibrí" de mi autoría.

Precisamente el tema "Re" que tocan en el DVD es un claro homenaje a Cafe Tacuba, quienes en sus últimos discos han mutado al formato rock, quizás cercano a The Flaming Lips ¿se han planteado esto en Aterciopelados? ¿Volver a sus inicios hardcore por ejemplo?

- Hablando en términos del nuevo disco, sí hay más presencia del rock, pero también de la electrónica. Nos fuimos mas por el lado ancestral, hay música indígena, mística y eso lo hace contemporáneo, con una identidad que sigue siendo muy aterciopelada. Seguiremos apostando por ese lado. Pienso que es más como lo que hay en Rio pero diez años después.

¿Quizás es hasta psicodélico? si cabe la comparación?

- Pues si, de pronto puede ser. Es psicodelia, que es la conexión con la tierra, con lo ritual, ancestral, lo emocional. La música electrónica que tiene algo de psicodélica. Ciertos ritmos devocionales, la música mantra, la de los indígenas, cierto trance.

¿Qué podemos esperar de Aterciopelados en el Ruido Fest 2016?

- Es nuestro reencuentro con Chicago. Venimos con un sonido, como hablaba, puede que sean canciones que son algunas de los 90s y otras de los 2000s, tratando de respetar su esencia, con los arreglos de teclados y sonoridades electrónicas de esta época. Va a ser chévere encontrarse esas generaciones porque en estas presentaciones que hemos tenido este año, nos hemos encontrado con una generación nuestra y algunas que son los hijos. Estamos sonando bien, fuerte y contundente.

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top