Hernan Zin: "Lo audiovisual es lo que más influencia tiene"

El director del documental 10 Años con Bebe se encuentra en Las Vegas acompañado de la artista española
Por: 
William Padrón // @williampadron
Foto: Youtube Nov 16, 2016

Hernan Zin está tomando un taxi en Las Vegas, está de paso por la ciudad para asistir a la ceremonia de los Latin Grammy, donde su documental 10 Años con Bebé está nominado en la categoría de Mejor Video Musical Largo. Se trata de una pieza audiovisual en la que el realizador hurga en la privacidad y momentos de la española Bebe, su ex novia y ahora buenos amigos. De hecho estarán juntos en la entrega de los premios. Antes ya había dirigido los videos de los temas "Respirar", "Que llueva" y "Ganamos" perteneciente al disco Cambio de Piel (2015), nominado en la categoría de Mejor Álbum de Música Alternativa.

Acostumbrado al periodismo de guerra, el también fotógrafo y escritor argentino, mira la ciudad de Las Vegas, sobretodo la experiencia, como algo más ligero que la realidad que suele retratar en sus habituales asignaciones. Hernan ha escrito los libros Un voluntario en Calcuta (2002), Helado y patatas fritas (2003), La libertad del compromiso (2005) y Llueve sobre Gaza (2007 Ediciones B) y como realizador ha dirigido los documentales Villas Miseria (2009), Quiero ser Messi (2013), La guerra contra las mujeres (2013), Nacido en Gaza (2014), 10 Elefantes (2015), Matadoras (2015) y Nacido en Siria (2016).

10 Años con Bebe tiene ese enfoque intimista, influenciado por los documentales narrativos donde el uso de diferentes formatos de videos dan cuenta de un proceso de desarrollo del protagonista a través de sus vivencias. Hernan humaniza a la súper estrella, desnuda su alma a partir de meticulosos encuadres que, gracias al inteligente uso de su acceso, capta momentos de introspección de una Bebe que debe lidiar con la fama repentina pero que se le ve vulnerable y feliz en el rol maternal.

El film se estrenó en el Festival de Málaga, ahora sucumbe ante la expectativa de los resultados del Latin Grammy pero espera ser estrenada o mostrada en cualquier país del mundo.

Así Hernan, entusiasmado por la gala, conversa con La Banda Elástica antes de conocer los resultados.

Vienes de ser periodista de guerra y entraste en el documental audiovisual ¿Cómo vino esa inquietud?

Pues sí, vengo de ahí. Acabo de estrenar también el documental Nacido en Siria. Esta fue una oportunidad que tuve con Bebe de hacer uno de música y ha sido una buena experiencia, lo hemos llevado al Grammy y todo. La verdad es que estoy súper contento y emocionado de estar aquí. Bebe fue mi pareja, así que tuve ventaja y desventajas porque trabajar con tu pareja nunca es algo fácil pero sí tuve el acceso a una artista que es genial y que va a ser eterna, porque sus canciones siempre van a estar ahí. Además ver el proceso creativo de una artista de ese tamaño, sin que ella nunca me dijera esto sí o esto no, siempre me daba libertad absoluta para hacer la película que quería. La verdad ha sido un gran lujo, a parte como músico frustrado que soy, yo quería ser músico y esto ha sido un regalo de la vida.

Se nota todo el acceso que tienes en el documental, la libertad y cómo sutilmente muestras a su hija Candela con los abuelos, tomas que sólo podrían llevarse a cabo quien tiene una confianza enorme con un artista como Bebe...

Hubo de todo. Yo pienso, por ejemplo, como en un Picasso, un Dalí, salvando las distancias. Quería un documento que contara el día a día, cómo creaba, su grandeza y su miseria. La verdad es que Bebe nunca me ha dicho "esto no lo cuentes". Ella es una artista enorme y generosa que ha dejado hacer lo que un artista no haría. No pudo haber sido mejor el equipo que montamos.

¿Terminó siendo como te lo planteaste al principio?

Pues sí. Yo quería hacer un documental que fuera algo como mostrar un artista por detrás, como su vida cotidiana, un artista que le sigue millones de personas en todo el mundo, contar lo que era una gira y contar un poco lo que es una persona que de un día para otro se hace famosa; también que esa es una parte de Bebe que le ha costado mucho digerir, la pérdida del anonimato. Es un documental con muchos elementos narrativos y en ese sentido creo que es muy interesante porque no son los documentales que, al menos en el mundo latino, suelen ser mas de súper homenaje o solo de conciertos. Este es un documental más sajón, crítico, observativo a lo Pearl Jam o Nirvana. Ojalá haya más documentales así porque los latinos tenemos grandes músicos que se merecen documentales cinematográfico de una envergadura como es este: tres años de trabajo, doce países, un monstruo de documental.

El documental Pearl Jam 20 le faltó más crítica ¿no te parece que sí tiene algo de homenaje?

Si, es muy amable. Tocan el tema del incidente del concierto que murió gente, tocan algunos momentos oscuros de la banda. Lo que sí copié del modelo de PJ20 es la rapidez, no te ponen una canción entera sino diez segundos o veinte segundos, está muy bien contada, también el de Foo Fighters. Aquí los documentales, al menos en España, son aburridísimos, son largos, te ponen las canciones enteras, un homenaje constante. Está más pensado en el artista que en el público.

¿No te parece que más bien la falta de música puede aburrir a un público que ve un documental sobre música?

Para mí el ritmo es importante, en época de redes sociales, el zapping constante, tu no puedes aburrir al público, es el peor pecado. Yo nunca aburro a nadie, una cosa es que lo que yo haga sea o no interesante. Por ejemplo con Bebe hay temas que han estado hasta un minuto pero en realidad lo que queríamos era contar historias más que escuchar una música muy conocida.

Supongo que tuviste la dificultad de los formatos de videos durante diez años de carrera de Bebe ¿cómo lo afrontaste en post-producción?

Si, más bien de toda su vida, sus padres la grabaron de niña, entonces teníamos súper 8, Betacam, Mini DV, teníamos material de todos los formatos posibles y al final con un poco de cariño, no afectó tanto. Eso es lo que tienen los documentales, esa parte histórica que tienes tantos tipos de texturas que igualarlo siempre es un desafío. Creo que quedó bien. No hay tanta diferencia entre lo que grabamos en 4K y lo que era de hace cuarenta años en Súper 8.

¿Cuántas horas de material tuviste que revisar?

Muchísimo porque grabé toda una gira. No sé cuántas horas fue pero sí que fue un documental difícil de montar, el guión y re-escritura porque no fue un documental que tuviera una idea... las cosas pasaban y aparecía gente. Eso es lo bonito del documental que la vida te sorprende.

También tuviste un acercamiento de lo que es el estrellato con el documental Quiero Ser Messi ¿te sirvió como punto de partida a la hora de realizar el de Bebe?

Si porque cada historia que cuentas te enriquece y por supuesto el viaje de tantos niños en el futbol de los que uno de veinte mil triunfan, es un viaje frustrado. Tiene relación con lo de Bebe, ella en realidad es una privilegiada, a ella le ha costado mucho aceptar la fama. En realidad todo el mundo quiere la fama y ella la rechaza. Ahí en el documental hay como un contrapunto de todo lo que hay que luchar para ser famosos y ricos y una persona que lo consigue y no lo quiere. Son como dos documentales opuestos.

¿Cuál es el siguiente paso de este documental, después del Grammy Latino?

La verdad es que no estoy muy metido en el mundo de los festivales musicales, tendría que ponerme a ver.

Como músico frustrado que dices ser y a partir de este documental de Bebe ¿te animas a realizar otro con algún artista más?

¡Me encantaría! El problema es que no he encontrado otra victima. Va a ser difícil pero ya me gustaría. Puedo mandar un anuncio a ver quién quiere contratar un buen director para hacer uno, Alejandro Sanz o Pablo Alborán que me llamen.

¿Tienes otro documental por estrenar después de Nacido en Siria?

Uno sobre reporteros de guerra, amigos que han muerto en la guerra.

¿En este momento te consideras mas periodista o más documentalista audiovisual?

Ya me siento más director de documentales que periodista. Hace muchos años que no escribo artículos, solo me dedico a esto. Ahora me voy a pasar al cine.

¿Sientes que el lenguaje audiovisual tiene más aceptación en la actualidad?

Si, llega a mucho más gente y tienes mas medios, para alguien es mucho agradecido el tema visual que los libros, reportajes y artículos. Es un mundo con mucho más impacto en la gente que es lo que queremos, hacer que sus vidas sean mejores y que piensen; aportar algo positivo al mundo. Lo audiovisual es lo que más influencia tiene.

Diriges, produces y escribes tus documentales ¿eres de poco crew de trabajo?

En mi oficina somos veinte personas porque hacemos televisión y muchas otras cosas. Me pasa que quiero tener la producción y el guión para tener la última palabra, hacerme responsable de lo que se cuenta. Es una responsabilidad muy grande, cuando abordas un tema, como por ejemplo los niños de Siria que trabajamos un año y medio, donde le pides que te cuenten muchas historias. Me gusta tener la última decisión editorial porque tengo una responsabilidad con ellos y no me gustaría que nadie la tergiverse y se falle. 

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top