Leonino: Tonadas al desnudo

Leonino: Tonadas al desnudo

Por: 
Enrique Blanc
Foto: Archivo LBE Jul 08, 2014

Quién es el rubio que se hace llamar Leonino y que acaba de lanzar al mercado el álbum Naked Tunes?

Si uno lo mira con detenimiento, notará que el rubio que se hace llamar Leonino y que acaba de lanzar al mercado el álbum Naked Tunes, no es otro que un viejo conocido: Jorge González, el cantante chileno a quien escuchamos en un principio siendo parte del grupo Los Prisioneros y, más tarde, como solista.

¿Por qué ha querido transformarse en este nuevo personaje?

De eso y otras cosas -como de su predilección de los vinilos, su cariño por México y la escena musical actual en Chile-, hemos querido conversar con él, así como del hecho de que en Berlín ha levantado su trinchera y desde allí trabaja.

La siguiente, es nuestra charla exclusiva con él.

dots

¿Podrías hablar sobre esta encarnación que haces ahora como Leonino?

dots

Inventarse un nuevo nombre es una experiencia que toda persona debiera vivir. No tengo una explicación detrás, tal como surgieron las letras y las melodías apareció el nombre.

dots

¿Por qué componer en inglés?

dots

En enero del 2012 me tocó vivir unos días muy difíciles, días y noches que me hicieron cambiar cosas, como por ejemplo, me volví vegetariano. En ese mes de grandes cambios internos, muchas melodías y muchas letras e incluso canciones casi formadas se vinieron a mi cabeza.

Me senté y las grabé de la mejor forma en el íntimo estudio que tengo en mi cuarto, y con ello publiqué Libro, que en Chile es ya disco de oro por las ventas, tanto en CD como, asombrosamente, en vinilo. Se agotan las ediciones y la compañía debe reimprimir a menudo. Junto a esas canciones en castellano, surgieron muchas cuya letra se me presentó en inglés, y así grabé Naked Tunes.

Y lo del idioma se dio en los tres, cuatro años que viví en Manhattan, entre el 93 y el 97, donde estudié sonido y tuve la suerte de presenciar la edad de oro del hip hop y el house. Ahora estudio el alemán y es una lengua llena de posibilidades para mí. Pero en 1999, junto a mis colegas de Sieg Über Die Sonne, publiqué mi primer trabajo en inglés, que se convirtió en un pequeño hit en clubs. He tratado de separar mi trabajo que no es en español, del que sí es en ese idioma.

dots

Te has ligado a la escena de productores chilenos que laboran desde Berlín, ¿qué puedes decirnos de ésta?

dots

Pues con muchos de ellos somos amigos de tantos años: con Ricardo Villalobos, con Luciano, Dinky, Tobías, Max Loderbauer, Argenis, Atom Heart/Sr Coconut, Pier y Andrés Bucci, Chica Paula, Dandy Jack nos conocemos desde comienzos de los noventa, desde que pasé en 92 a conocer Berlín, aprovechando el descanso de un álbum que mezclaba en Real World, el estudio que Peter Gabriel tiene en Bath.

Eran todos amateurs, algunos no aprendían aún a pinchar, y yo era el profesional que vivía bien de la música. La razón por la que vivo acá son ellos, tengo mas amigos cercanos aquí, que en mi ciudad natal. Todos crecieron como grandes creadores.

Con Dinky y Argenis fuimos vecinos en Nueva York, y también en Santiago. Ahora nos acompañamos en Berlín. En el 97, la abuela de Dandy Jack y Chica Paula falleció. La amaban y no querían despedirse de la vieja casa que la señora dejó antes de que la familia la vendiera, probablemente para montar, en vez de la noble vivienda, un edificio feo.

Yo terminaba un álbum de cumbia electrónica que grabamos entre Frankfurt y Brooklyn y fui invitado a montar mis cosas, mi sistema de grabación, en esa casa de Chile. Se prendieron varios. Villalobos tenía ahí su estudio y su recámara, Atom Heart y Dandy Jack, también. Y fue una gozada compartir esa casa. Allí oí la mejor música de mi vida y aprendí a mezclar con vinilos, que es una gozada.

dots

¿Qué crees que Berlín le ha dado a tu sonido?

dots

Probablemente precisión, sentido de la economía de medios, búsqueda de ese espacio que flota entre los instrumentos donde la magia endulza tu cabeza. Yo viví en Valencia, en el DF, en Santiago de Chile, en Nueva York, en Los Ángeles por un tiempo breve. Y es Berlín donde vivo mas tranquilo y con confianza para crear.

La ciudad y la cultura que me llegó más al corazón, éso sí es el D.F. Mis hijos eran pequeños y hablan aún hoy con giros chilangos. Al irnos a España, se asombraban de que la cultura de ese país no comprende el albur, el juego de palabras acrobático con el que te vacilan todos los días en el DF. Mis niños hacían bromas de ingenio verbal y los colegas no entendían nada. ¡Una risa...!

Lamentablemente, trabajar en el DF era muy difícil. Yo veía bandas y solistas tremendos de Monterrey, de Guadalajara y todo el país, que tenían un público grande y me dolía cuando llegaba cualquier mediocre del gabacho o Inglaterra y todo el mundo corría a atenderles, dándoles sitio de privilegio en los shows y dejando al local como telonero. Y la tristeza es que esos mismos teloneros estaban dichosos de abrirle a gente que no tenían ni la mitad de su calidad.

El malinchismo es fuerte, tal como en Chile, es una condición mental extraña. Así, comprendí que esforzarme en México era como en Chile: siempre tienes el techo de que viene el gringo y él es “de a de veras”, mientras tú eres la versión zona 4.

En Alemania no es así para mí, mi nacionalidad no influye, no estoy en desventaja. Fui muy feliz en la colonia Roma, la gente es muy noble, trabajadora y de mente clara. Amo esa zona del mundo.

dots

leonino jorge gonzalez

dots

Conseguiste hacer un gran soul con la ayuda de Argenis Brito, ¿qué puedes contar sobre “How many times did you save my soul?”.

dots

Uh, gracias, que lindo que digas eso. “Arge” canta unas voces preciosas que lamentablemente se quedaron un tanto despacio entre las más de veinte pistas de coros que yo grabé con mi propia voz. Es una canción que surgió en una era confusa, de adicciones y dolores, hace ya varios, varios años.

Estaba buscando amor mas allá de lo que se llama realidad, esta mentira fascista que la ciencia nos pinta, y sentí muy fuerte la presencia de un pariente que murió hace años y que me amaba mucho desde niño. Sentí que me cuidaba, que le daba alivio y descanso a mi atormentada mente y castigado cuerpo.

Y surgió esa pregunta: ¿cuántas veces me has salvado el alma? Amo esa rola, es muy fuerte para mí, de una forma positiva.

dots

El título del álbum, Naked Tunes, alude al carácter de estas canciones, ¿puedes abundar en ello?

dots

Muchas de ellas las canté con guitarra a una mujer maravillosa que las escuchaba con atención y amor. Y estábamos desnudos, tomando una copa de vino y dejando que el amor inundara la casa. Es la primera vez que me sucede esto.

Naked Tunes creció así, como una película de Elvis, donde el chabón canta con los ojos entornados, y una bella y buena mujer le oye. Sentí que era la razón por la que me convertí en músico: no para llenar estadios —que los he llenado mas de 10 veces, en mi asombrosa carrera—.

Me hice músico para dar serenata a alguien de ojos profundos… Encarnar la belleza.

dots

Eres pionero de una escena musical chilena que quizá viva el mejor momento de su historia, ¿has reflexionado en ello? ¿Qué piensas de ésta?

dots

No he pensado mucho en esto. Pero estoy muy cerca de Gonzalo Yáñez, de Pedro Piedra, de Jorge de la Selva que conforman mi banda en vivo. Más o menos desde el 2000 hay una madurez importante en la música de mi patria, el nivel es altísimo. Creo que gente como La Ley, Los Tres y Tiro de Gracia mostraron un camino de calidad en los noventa. 

Y los eternos y mágicos Los Jaivas actúan como el tronco principal, desde donde todos surgimos.

dots

¿Cómo llevaste el proceso de producción de estas canciones?

dots

Vivo en lo que era Berlín comunista, en un departamento de una sola habitación, y allí tengo la cama y el estudio, junto a muchos discos de vinilo. Como te conté, en verdad grabé los dos discos juntos y seleccioné las que son en español para Libro y las que son en inglés para Naked Tunes.

Usualmente me levantaba a las 5:30 am, ya que jamás he grabado de noche. Y sobre un acompañamiento sencillo, trabajé las voces a gusto. Una vez que las voces estuvieron bien firmes, grabé las guitarras, todas acústicas, excepto una eléctrica, muy linda, que Mariano agregó a "Not a Sound". Y los bajos, amén del piano. Es muy simple: pocos instrumentos y mucha emoción. Son melodías desnudas.

Grabarlas tomó poco tiempo, tenía exacta idea de cada arreglo en el sentido de cuanta masa quería y cuanto espacio libre. Fue un trabajo muy agradable, aunque por momentos muy solitario. Me encargué de tocar, grabar, editar, producir.

Al final le pasé los multitrack a Tobías Freund para que los mezclara, con él hice ya varios discos.

dots

¿Cuál crees que sea la más grande contribución que este apabullante desarrollo de las tecnologías alrededor de la música haya hecho a tu forma de trabajar, de hacer canciones?

dots

A grabar me ha ayudado enormemente. El haber estudiado sonido me abrió la independencia total como creador. Como compositor, la tecnología no me ha cambiado nada. Puedes tener un ordenador ultra rápido, mas la letra y la melodía no pasan por esa parte, te la tienes que imaginar igual.

Fíjate que pienso que un 80% de los famosos avances de la tecnología son una soberana estafa, que dan más frustración que facilidades. No han traído más felicidad sino angustia, y no han dado ni una pizca de libertad, al contrario.

dots

Estuviste inactivo entre la salida de Manzana en 2004 y Libro en 2013, ¿qué sucedió en ese periodo de tiempo?

dots

Publiqué varios EPs y 12" de música house para Cadenza, Nice Cat, Rebirth, Barraca, sellos under muy especializados. Además, el álbum Los Updates: First If You Please, que gozó de mucha repercusión. Todo esto bajo el alias de Los Updates.

Hice unos shows como live act y otros como DJ, tocando en Tokio, Osaka, París, Strasbourg, Nimes, Barcelona, Valencia, Berlín, Londres, Roma, Nápoles, Nicosia, Moscú, y ya ni recuerdo dónde mas, en sitios que con mi canto en castellano jamás conocí.

dots

¿Qué te significa en lo personal este resurgimiento del vinilo?

dots

Un milagro anunciado. El CD es una estafa. Yo nunca dejé de usar vinilo como mi medio principal, y no tengo más CDs, los boté a la basura! Ya que, si los guardas, en un par de años ya no leen. En cambio pillas en la calle o en un tianguis vinilos de 1940 y suenan genial.

Y es muy diferente oír a Agustín Lara o a KC and The Sunshine Band en vinilo. Es la música física la que ese medio da, no una imitación o aproximación digital que engaña al cerebro y deja el corazón vacío.

dots

¿Cómo alternarás con tus dos personalidades en lo sucesivo?

dots

No tengo ni idea. Hice los discos, y ahora veré hacia dónde me llevan, ya que esa parte no está en mis manos controlar. Ambas cosas es colgarse la guitarra y cantar. No es necesario tener un switch.

dots

¿Un disco, un libro, una película o una serie de TV que te hayan impactado recientemente?

dots

No tengo TV, pero por YouTube sigo Hora de aventuras, La isla de los presidentes, Sargento Keroro y viejos clásicos como Shin chan, Kenan y Kel, y Peter Capusuotto. Una peli que me gustó mucho es Metegol.

Un libro maravilloso es una compilación de relatos cortos de Jaime Collyer y de Juan Forn. Michelle Houellebecq me parece único también.

dots

¿Harás gira por Latinoamérica como Leonino?

dots

Sería muy lindo. Tengo claro, eso sí que, en los países donde mis canciones clásicas son ultra populares: “Tren al sur”, “Sudamerican Rockers”, “Estrechez de Corazón” y varias más, no tiene sentido empujar lo de Leonino porque no sería bien recibido, sólo llevaría confusión. Yo no estoy para hacerme las cosas difíciles.

Naked Tunes me permite acercarme a aquellos países que no hablan castellano. Llevar mi canto aún más lejos. Igual México es caso especial, junto a la Argentina, porque soy conocido y todo, pero por los músicos nada más, así que Leonino no tendría una competencia desigual con Jorge González.

Es un misterio adónde Leonino me llevará a cantar. Ojalá que un día al Lunario! 

dots

Leonino | Don't Change Your Mind

Leonino: Naked Tunes

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top