Calle 13

Calle 13

Este 2015, los hermanos oriundos de Puerto Rico cumplen 10 años de carrera, de construir una trayectoria con letras combativas, plenas en romanticismo revolucionario que irónicamente les ha hecho acreedores de 19 Premios Grammy Latinos en el 2011 y cinco Premios Grammy.

En sus inicios, la banda liderada por “Residente” y “Visitante” fue crucificada por la prensa alternativa, que los descartaba por su predilección por el reguetón. Sin embargo, la ambición de este dúo apenas asomaba su capacidad para hilar un discurso de ultranza cercano al panfleto de bandas como Rage Against The Machine, pero con un eclecticismo musical que les permitía atravesar una amplia y sorprendente gama de géneros musicales con solvencia y actitud.

Quizá el primer asomo de su convicción subersiva fue con el lanzamiento viral de “Querido FBI”, a sólo treinta horas del asesinato de Filiberto Ojeda, líder del grupo nacionalista Los Macheteros, que proclamaba la independencia de Puerto Rico de EU. El impacto mediático los ubicó en los principales medios y en cuestión de meses, sus detractores fueron notando que Calle 13 tenía más potencia que la mayoría del rock independiente en turno, indiferente con temas sociales y decididamente avocado a la pasteurización lírica y musical.

Más adelante, cuando grabaron con la cantante Nelly Furtado, MTV los invitó a participar en el estreno mundial del canal de televisión Tr3s, lo cual les abrió las puertas al público hispanohablante menor de 25 años, lo cual derivó en la apoteosis que el The New York Times rindió más tarde al declarar que Residente era “el primer intelectual que llega al estrellato del género reggaetón”.

Ya con los reflectores encima, vinieron las colaboraciones de lujo para su segundo disco, con nombres como Gustavo Santaolalla, La Mala Rodríguez, Tego Calderón, Orishas y Vicentico engalanando la planilla: el primer lugar en el Billboard Latino no se hizo esperar y su carrera creció como espuma.

En este puento, cualquier banda hubiera seguido la línea de la fórmula para lograr mantener su éxito, pero con el lanzamiento de Los de atrás vienen conmigo, la apuesta fue por la exploración sonora y la experimentación, un recurso que generalmente es poco amigo de las masas. De cualquier forma, en el disco colaboraron Café Tacvba, en el tema “No hay nadie como tú” y Rubén Blades, todo un acierto para atraer nuevos seguidores a su música.

Ya consolidados, su cuarto disco representa una vuelca de tuerca hacia la música de raíz, al folclore latinoamericano y un mayor compromiso social en las letras, con temáticas sobre los inmigrantes en general, fragmentos de discursos del Subcomandante Marcos, Ché Guevara y Salvador Allende: contra todo pronóstico, el disco los llenó de Grammys. Rebelarse vende.

Más adelante, las colaboraciones serían aún más significativas, con figuras icónicas como la de Silvio Rodríguez, Kamilya Jubran, intérprete y artista Israelí-palestina, o inesperadas como Julián Assange, fundador de WikiLeaks.

Que no extrañe entonces que este disco se titulara significativamente MultiViral, con letras que hablan de la manipulación mediática y la desinformación.


Integrantes:


René Pérez Joglar (Residente)

Eduardo Cabra Martínez (Visitante)


Concepto sonoro:


Rap alternativo, rap rock, fusión, world music, reguetón, ska, merengue, bossa nova, música balcánica, folclore latinoamericano, cumbia, candombe, salsa, afrobeat.

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top