Bunbury, Enrique

Enrique Ortiz de Landázuri Izardui mejor conocido como Enrique Bunbury

El 11 de agosto de 1967 nacía en Zaragoza, España, Enrique Ortiz de Landázuri Izardui.

Enrique vino al mundo en una familia de la burguesía zaragozana y muy pronto mostró sus inquietudes musicales. Sobre el origen de Bunbury, su nombre artístico, hay dos versiones. La primera, y probablemente la que responda a la realidad, dice que Enrique eligió su apodo de una cita literaria de Oscar Wilde. La otra versión es mucho más rocambolesca y asegura que nuestro protagonista tenía una compañera de colegio que se apellidaba Bunbury, a la que se parecía muchísimo; ese parecido fue el que llevó a sus amigos a llamarle Bunbury.

Con tan sólo 14 años, ya frecuentaba los ambientes musicales de la capital aragonesa y en 1981 debutó sobre las tablas de un escenario con la banda Apocalipsis. Un año más tarde, en 1982, se enroló en un pequeño grupo estudiantil llamado Rebel Walt, tocando la batería. Tras abandonar esta banda pasó a formar parte de Proceso Entrópico, con el que se presentó al festival de rock que organizó el Ayuntamiento de Zaragoza.

En 1984 Enrique comienza una nueva aventura en Zumo de Vidrio, tocando el bajo en el grupo de Juan Valdivia y su hermano Enrique. Pronto deja el bajo para dedicarse a la voz. En 1985, Zumo de Vidrio pasa a mejor vida y se forma Héroes del Silencio. Además, debido a su amistad con Santi Rex, Enrique pasa a formar parte de Niños de Brasil, grupo al que arrastra a otros componentes de Héroes. Pero esta situación dura poco tiempo y Enrique deja el grupo de Santi Rex para dedicarse en exclusiva a Héroes.

El trabajo bien hecho comienza a dar sus frutos y tras su primer trabajo, El Mar que no cesa, calificado por la prensa espcializada como uno de los mejores discos debut de la música española, Héroes del Silencio se ve inmerso en el huracán de la fama y el éxito. Muy pronto se convierten en un grupo de culto y comienzan a tener repercusión fuera de sus fronteras. Tras una carrera discográfica en la que se encuentran algunas joyas como Maldito Duende, Avalancha, La chispa adecuada, el grupo decide poner el punto y final y Enrique comienza su etapa en solitario.

Su primer disco en solitario, como Bunbury, fue Radical Sonora, en el que Enrique comienza la investigación por la música árabe, arropada por sonidos electrónicos. Con su segundo disco, Pequeño, Bunbury apuesta por la sencillez, las letras simples y sin complicaciones. Logra el disco de platino al vender más de 100.000 copias. Tras este éxito, publica Pequeño Cabaret Ambulante, un directo en el que Enrique muestra toda su fuerza en vivo.

2002 es el año de Flamingo. Finaliza el 2003 con un nuevo proyecto musical, Bushido, grupo formado junto a Shuarma (Elefantes), Carlos Ann y Morti (El Fantástico Hombre Bala), cuyo disco homónimo sale en 2004.

En 2004 vuelve a sorprender cuando repite sociedad con el cantante Carlos Ann y se une a los escritores José María Ponce y Bruno Galindo, en el proyecto, Leopoldo María Panero, en el cual cantan y recitan los atormentados poemas del mencionado poeta y el resultado es Viaje a ninguna parte.

En 2007, tras once años de separación, regresa con Héroes del Silencio. Luego de una exitosa gira por España y en América, vuelven a separarse y Bunbury retoma con más fuerza que nunca, su carrera solista.

En 2008, edita Hellville de Luxe, después vendrán, Las Consecuencias (2010), Licenciado Cantinas (2011) y Palo Santo (2013).

Comenta con Facebook

¿Te lo perdiste?

Back to Top